Ir al contenido principal

Destacados

DE DIOS, DEL HOMBRE, DE LAS MÁQUINAS

  DE DIOS, DEL HOMBRE, DE LA MAQUINAS Al caer en la cuenta de que las maquinas son capaces de realizar acciones que nosotros no somos capaces de llevar a cabo, lo cual pondría   en evidencia que lo creado puede superar a su creador, recordé el pasaje del Génesis sobre la Torre de Babel, -para mi recurrente al tratarse del primer tratado de psicología que se conoce-, donde se hace referencia simbólica a la creación de los idiomas: Cuando viajaron de oriente h allaron un valle donde se encontraban restos de la sabiduría de los antiguos que permanecía allí de los hijos del Diluvio, y a través de ella intentaron realizar actos en contra de lo Alto, y pronunciaban con sus bocas todo tipo de hechicerías y juramentos malignos e hicieron su obra. Y he aquí que son un pueblo con un mismo idioma y una misma voluntad, y nada los retraerá de lo que tengan pensado hacer. Descendamos entonces y confundamos sus lenguas, y así no compartirán la misma voluntad y no podrán prevalecer sobre lo alto. Este

DIA DE MUERTOS EN MÉXICO



ANA BERTA  SILVA. 


TRADICION DIA DE MUERTOS EN MEXICO


En México la tradición de Día de Muertos se origina en los ritos funerarios prehispánicos donde las almas retornaban a la naturaleza y renacían en las cosechas, por lo que era necesario colocarles abundantes ofrendas para recibir las bendiciones.

Para celebrar a sus muertos en cada región del país las familias preparan ofrendas y altares para recibir a las almas de sus seres queridos. Los elementos esenciales que tiene una ofrenda son:
Agua: simboliza la pureza del alma y sirve para que las almas mitiguen su sed en la travesía.
Sal: es el elemento de purificación para que el cuerpo no se corrompa en su viaje de ida y vuelta para el siguiente año.
Velas y veladoras: significan la luz, fé y esperanza, así como una guía para que las ánimas puedan llegar a sus antiguos lugares y alumbrar el regreso a sus moradas.
Copal e incienso: el copal era ofrecido por los indígenas y posteriormente el incienso llegó con los españoles. Se utiliza para limpiar el lugar de los malos espíritus y así el alma pueda entrar a su casa sin ningún peligro.
Las flores: las mas utilizadas son las de cempasúchil con las que se hace un camino de sus pétalos para guiar a las ánimas en su ruta. Flor de cempasúchil en náhuatl significa ¨veinte flor¨, efeméride de la muerte.

El petate: en este día funciona para que las ánimas descansen así como de  mantel para colocar los alimentos de la ofrenda.
El izcuintle: es un perro que se colocaba en los altares para ayudar a las ánimas a cruzar un río y llegar a su última morada.
El pan: el pan especialmente preparado para la ocasión llamado ¨Pan de Muerto¨, es uno de los elementos más preciados en el altar porque representa como un ofrecimiento fraternal y representa el ¨Cuerpo de Cristo¨. También representaban los cráneos de los enemigos vencidos.
El retrato de quien se quiere recordar, sugiere el ánima que nos visitará.
Calaveras de azúcar: para  recordar a la muerte siempre presente.
Asimismo se colocan alimentos y objetos que eran preferidos por el ánima que se recordará, como licores, mole con pollo, etc.
Se puede también colocar una cruz de ceniza para que al llegar el ánima  al altar pueda expiar sus culpas pendientes.

El altar se puede adornar también con papel picado o telas de seda o satín así como figuras de barro.
La ofrenda es un tipo de escenografía donde participan nuestros muertos que llegan a comer, beber, descansar y convivir con sus deudos.


Pan de Muerto: este pan se prepara únicamente para esta celebración y tiene como característica añadirle esencia de azahar lo que le da un sabor único. Su forma circular representa los ciclos de la vida infinitos, ya que los muertos viven en el inframundo y nunca se van completamente de aquí.
En el centro del pan se encuentra lo que simboliza el cráneo y alrededor del cráneo se encuentra la representación de cuatro “huesos” que simbolizan los cuatro puntos cardinales, Norte, Sur, Este, Oeste. También representaban a cuatro de sus dioses: Tláloc (Dios de la lluvia), Quetzalcóatl (Serpiente emplumada), Tezcatlipoca (Dios de la muerte) y Xipe Tótec (Dios de la primavera).
La Catrina es una imagen muy popular en esta temporada, ya que fue creada por el artista mexicano José Guadalupe Posada en 1912 quien la llamó “Calavera Garbancera” y utilizada en 1947 por el gran muralista mexicano Diego Rivera dándole el nombre de “Catrina” como alusión a la aristocracia mexicana. Se puede apreciar en el mural pintado por este artista llamado “Sueño de una tarde dominical en la Alameda” (Adjunto video).






Fuente: Museo Casa del Risco, Centro Cultural Isidro Fabela, México.
  Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, Gobierno de México.



Comentarios

Entradas populares