Ir al contenido principal

Destacados

EL COMPRADOR DE SONRISAS.

  EL COMPRADOR DE SONRISAS Gustavo Sampaio da Conceiçao era un niño que en apariencia lo tenía todo empezando por lo más importante: unos padres que lo querían y que además eran de buena familia. Dicho esto en el sentido de su capacidad económica, porque de buena familia son todos los padres.   Pero como todo tiene su parte negativa, quizás por ser hijo único y considerarlo sus padres el blasón familiar, llevó una niñez dura, de mucho sacrificio y poco juego, lo cual se debía al deseo de su madre de dar lustre al apellido Sampaio, poseedor de tierras y propiedades, pero según algún pescoço esticado (cuello estirado) pobre en la sangre al descender sus ancestros de tupí antropófaga aunque fuera princesa, y de portugués   conquistador medio noble, para más señas; y la de su muy católico padre, hijo primero de familia aristocrática, rica en alcurnia y pobre en hallares; la de proveer de caudales a un apellido que no había sabido cambiar la grandeza de Portugal por la inmensidad da terra

LA IMPORTANCIA DE LAS HABILIDADES SOCIALES



LAS HABILIDADES SOCIALES: BUENAS HERRAMIENTAS PARA LOS EMPRENDEDORES.
    
Para emprender con éxito no basta tener una buena idea de negocio, invertir capital y disponer de un local, hay que contar  con otra serie de herramientas como es el marketing o aprender habilidades sociales, si no se tiene la suerte de contar con ellas.

Las habilidades sociales son un conjunto de conductas que emitimos cuando interactuamos con otros y son muy eficaces para generar armonía en las relaciones, en este caso con los clientes y compañeros y poder lograr el éxito empresarial.
Como tantas otras herramientas, estas se pueden adquirir y su puesta en práctica repercute inmediatamente en el negocio de un emprendedor.

Algunas de estas habilidades son:

La escucha activa. todos sabemos que no es lo mismo escuchar que oír. La escucha activa implica además de prestar atención a las palabras del interlocutor, observar el lenguaje corporal y las emociones que expresa. Este aspecto es muy útil porque si se saben manejar bien las propias emociones, se logrará un mejor entendimiento con el otro y se llegará a otra de las habilidades importantes que es la empatía o capacidad de ponerse en el lugar del otro.

La negociación es otra habilidad imprescindible si se quiere emprender. El buen emprendedor es el que maneja con destreza esta competencia porque le lleva a conseguir los objetivos. El entendimiento ayuda a crear un buen clima y evitar así muchos conflictos interpersonales.

El respeto. Un buen emprendedor se tiene que hacer respetar y para lograrlo tiene que comenzar respetando a los demás, aceptar sus creencias, valores e ideas y procurar tener en consideración al otro. El contacto visual y la sinceridad ayudan a generarlo. Se puede no estar de acuerdo con el otro, pero es imprescindible aceptar su opinión para generar armonía y por tanto es necesario utilizar otra habilidad que es la asertividad, o capacidad de expresar tu opinión pero de manera adecuada sin dañar al interlocutor. Esta habilidad es muy necesaria  para el beneficio personal.



Podríamos seguir con otras tantas habilidades sociales, como : la credibilidad, el pensamiento positivo, la cortesía, la paciencia o la compasión, pero lo importante es conocer que hay que mantenerse en equilibrio emocional si se quiere tener éxito en  un proyecto, bien sea personal o empresarial y que cada vez se tienen más en cuanta la inteligencia emocional para conseguir ser más competitivo, más eficaz y más felices.


Comentarios

Entradas populares