Ir al contenido principal

Destacados

EL COMPRADOR DE SONRISAS.

  EL COMPRADOR DE SONRISAS Gustavo Sampaio da Conceiçao era un niño que en apariencia lo tenía todo empezando por lo más importante: unos padres que lo querían y que además eran de buena familia. Dicho esto en el sentido de su capacidad económica, porque de buena familia son todos los padres.   Pero como todo tiene su parte negativa, quizás por ser hijo único y considerarlo sus padres el blasón familiar, llevó una niñez dura, de mucho sacrificio y poco juego, lo cual se debía al deseo de su madre de dar lustre al apellido Sampaio, poseedor de tierras y propiedades, pero según algún pescoço esticado (cuello estirado) pobre en la sangre al descender sus ancestros de tupí antropófaga aunque fuera princesa, y de portugués   conquistador medio noble, para más señas; y la de su muy católico padre, hijo primero de familia aristocrática, rica en alcurnia y pobre en hallares; la de proveer de caudales a un apellido que no había sabido cambiar la grandeza de Portugal por la inmensidad da terra

¿PAGARÁN LAS MASCOTAS PARTE DE LAS FUTURAS PENSIONES?

 


De todos es conocido que la natalidad ha descendido como consecuencia de los inconvenientes que los jóvenes tienen para poder formar una familia: inestabilidad laboral y difícil acceso a una vivienda.

La  paternidad les asusta ante la gran responsabilidad que requiere el cuidado y educación  de los hijos pero, asimismo, se observa que el instinto de continuidad de la especie, está muy acentuado recurriendo incluso a técnicas de planificación familiar.

El instinto maternal se está desviando hacia las mascotas, ante la reducción de la natalidad.

El número de mascotas se está incrementando. Se pueden cuidar con menos dificultades que un hijo y las relaciones de afecto son muy gratificantes por ambas partes.

Hay mascotas que son verdaderos ejemplos de terapias para personas que sufren de soledad.

Una mascota necesita unos cuidados muy específicos: comida, paseo, medidas higiénicas y sanitarias y un espacio adecuado. 

Tener un animal de compañía es una responsabilidad muy grande y requiere unos gastos que se deben conocer con anterioridad porque no todas las personas los pueden sufragar.

Desde quitalamordaza.com lanzamos la siguiente  reflexión: 

Si cada día nacen menos niños  y el número de mascotas aumenta, nos preguntamos: 

¿Llegará el momento en que se impongan grandes tasas económicas a los dueños de mascotas para poder sufragar parte del coste de las pensiones?

Os agradecemos vuestra opinión.


 

Comentarios

  1. Tendrá que sser así porque de donde va a recaudar el Estado español tal y como está diseñado? Tener hijos en España no es fácil ante la precariedad laboral y la falta de medios y recursos que existe.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares