Ir al contenido principal

Destacados

DE DIOS, DEL HOMBRE, DE LAS MÁQUINAS

  DE DIOS, DEL HOMBRE, DE LA MAQUINAS Al caer en la cuenta de que las maquinas son capaces de realizar acciones que nosotros no somos capaces de llevar a cabo, lo cual pondría   en evidencia que lo creado puede superar a su creador, recordé el pasaje del Génesis sobre la Torre de Babel, -para mi recurrente al tratarse del primer tratado de psicología que se conoce-, donde se hace referencia simbólica a la creación de los idiomas: Cuando viajaron de oriente h allaron un valle donde se encontraban restos de la sabiduría de los antiguos que permanecía allí de los hijos del Diluvio, y a través de ella intentaron realizar actos en contra de lo Alto, y pronunciaban con sus bocas todo tipo de hechicerías y juramentos malignos e hicieron su obra. Y he aquí que son un pueblo con un mismo idioma y una misma voluntad, y nada los retraerá de lo que tengan pensado hacer. Descendamos entonces y confundamos sus lenguas, y así no compartirán la misma voluntad y no podrán prevalecer sobre lo alto. Este

AMOR SINCERO.





Cristina Martín Iglesias


AMOR SINCERO


¿Qué quedará cuando olvidemos todos los pasos que dimos
y las emociones sentidas en el recorrido?.
¿Qué quedará cuando nuestro amor muera
y a la vez siga estando presente
 en días que aparezca con más fuerza?.

¿Qué quedará si pesamos en la balanza dos plumas
 y viene una corriente de aire?.
 Y si en lugar de plumas, son corazones...¿lo que pesa es menos libre?.
¿O por el contrario, lo ligero es fuerte y el amor estático?.
Ni mil plumas de un pájaro podrán decirnos que es volar,
 al igual que ni un sólo corazón que es morir por amor.
 Porque el amor aunque se quede,
 si pesa igual en ambas partes,
no se cae aunque vengan mil ventiscas y huracanes.


Comentarios

Entradas populares