Ir al contenido principal

Destacados

DE DIOS, DEL HOMBRE, DE LAS MÁQUINAS

  DE DIOS, DEL HOMBRE, DE LA MAQUINAS Al caer en la cuenta de que las maquinas son capaces de realizar acciones que nosotros no somos capaces de llevar a cabo, lo cual pondría   en evidencia que lo creado puede superar a su creador, recordé el pasaje del Génesis sobre la Torre de Babel, -para mi recurrente al tratarse del primer tratado de psicología que se conoce-, donde se hace referencia simbólica a la creación de los idiomas: Cuando viajaron de oriente h allaron un valle donde se encontraban restos de la sabiduría de los antiguos que permanecía allí de los hijos del Diluvio, y a través de ella intentaron realizar actos en contra de lo Alto, y pronunciaban con sus bocas todo tipo de hechicerías y juramentos malignos e hicieron su obra. Y he aquí que son un pueblo con un mismo idioma y una misma voluntad, y nada los retraerá de lo que tengan pensado hacer. Descendamos entonces y confundamos sus lenguas, y así no compartirán la misma voluntad y no podrán prevalecer sobre lo alto. Este

DEL AMOR AL ODIO





DEL AMOR al ODIO

“El odio es un veneno que tú te tomas esperando que el otro muera” a/c


VICTOR FAMILIA

Para muchos, definir el odio desde el punto de vista del amor, es totalmente imposible. Sin embargo, es desde el amor que debemos definir el odio. ¿Por qué? Si definimos el odio desde el propio resentimiento de éste, no encontraremos el amor necesario para ayudar a acabar con el odio. Quedando así, todos envenenados por las consecuencias de odiar. 
El odio NUNCA podrá acabar con el odio, solo el AMOR puede hacerlo. Cuando vemos tantas personas sesgadas por la maldad, la injusticia, el rencor es, justamente, porque quizás no saben las hermosas consecuencias de amar. Amar no duele, no, si duele no es amor, es odio y rencor y desde esa perspectiva no podríamos acabar con este flagelo, el odio; es desde amor. 
La pregunta obligada seria ¿Por qué odiamos? La respuesta es…. Porque nos odiamos. La pregunta obligada seria ¿Por qué matamos? La respuesta es…. Porque estamos muertos.
Son nuestras creencias producidas desde nuestra esencia, lo que hace que veamos el mundo al revés, y lo vemos porque nosotros somos los que estamos al revés. Porque el mundo está hecho a imagen y semejanza de Dios y EL es amor, no odio ni rencor. De hecho, perdonó aquellos que lo traicionaron y lo negaron.
Las diferencias políticas, religiosas, culturares, sociales; nos hacen crear contradicciones que se nos pueden ir de control. Cuando nuestras posiciones superan nuestras emociones, ahí llega la debacle. ¡Cambia nuestra intención! Si cambia nuestra intención, todo cambia, automáticamente, para bien o para mal. ¡Cambia para hacer el bien… te hace bien!
El amor es la única fuerza que no produce dolor, porque está basada en la sutileza del ser, en su verdadera esencia; hacer el bien, amar, incluso, cuando no somos amados, cuando tenemos profundas diferencias. A veces me han preguntado ¿Cómo llevarse bien con alguien que es despreciable? Lo primero que aclaro es que, nadie es despreciable. Justamente por ese sentimiento que se tiene de una persona lo vemos así. Ahora bien, cuando vemos a esa persona como lo que verdaderamente es, un ser humano que siente igual que yo y que tiene los mismos derechos que yo; todo el odio, el resentimiento y el dolor, se van.
Claves para eliminar el odio:
  1. Saber que el odio fue creado por el hombre, no por Dios. Así que, en la práctica, NO EXISTE. Solo existen personas que odian por ignorancia. ¡El odio es una emoción construida culturalmente!
  2. Amor a ti mismo. Si no te amas, es imposible ver el amor en los demás y para los demás.
  3. Amor por los demás, a pesar de las diferencias. Recuerda que nuestra esencia es amar.
  4. Aprender que no somos iguales en términos emocionales, pero si en términos humanos.
  5. Poner siempre tu punto de vista, primero, desde el punto de vista del otro. A ver qué tal se sentiría esa persona.
  6. A aquellos que odian, dale amor. Es así como pueden cambiar su punto vista o sus oscuros sentimientos.
  7. Abraza y sonríe, siempre que pueda. Siempre que no pueda, abraza y sonríe. 😊

Autor: Víctor Familia
Mentor transformacional/Conferenciante/Autor best seller.

IG: @VictorFamilia o Email: Info@VictorFamilia.com

Comentarios

Entradas populares