Ir al contenido principal

Destacados

LANZA TU MONEDA: CARA O CRUZ

LA CARA Y CRUZ DE LA MONEDA Hace muy poco tiempo me ocurrió un incidente, que no viene al caso relatar ahora, pero que sin embargo me hizo reflexionar acerca de las diferentes caras con las que se puede ver una misma situación. Yo lo denomino la cara y cruz de la moneda, porque en cierta medida es como echar a suertes.   Para algunas personas puede que lo que eligieron fuera cara y creyeron que obtuvieron suerte, mientras que para otras fuera cruz y se lamentan de la mala fortuna. La vida nos ofrece situaciones, que aunque no lo creamos, vienen cargadas de enseñanza. Es como un regalo, el envoltorio resulta muy vistoso y sin embargo el verdadero presente, está dentro.   Eso mismo me pasa con algunas circunstancias y ciertas personas en mi vida cotidiana. Una situación, que a primera vista puede resultar negativa, con el tiempo y con meditación, descubres que es el verdadero regalo que estaba disfrazando el bonito envoltorio. Descubres que esa persona que tú creías que era de alguna man

Los Cambios Son Necesarios


Todos conocemos las palabras de Albert Einstein: "si quieres resultados distintos, no hagas siempre los mismo", pero no las tenemos en cuenta ante las adversidades o el desarrollo personal y profesional.

El progreso exige cambios que obligan a la adaptación, por ello nuestros pensamientos y actitudes deben cambiar en busca de un mejor camino para alcanzar nuestros deseos y objetivos. La evolución que nos ha traído hasta donde estamos se ha debido al esfuerzo e imaginación de personas que han luchado por lo que, en cada momento, han creído, buscando un futuro mejor.

Si queremos que las cosas cambien debemos afinar nuestra creatividad. Los resultados que obtenemos, como consecuencia de nuestras acciones, ponen oportunidades nuevas en nuestro camino que necesita otras formas de andar. La vereda trazada durante nuestra vida sirve para recordar nuestra historia y no tropezar en la misma piedra; las nuevas piedras que encontremos debemos sortearlas de diferente forma aprovechando el conocimiento y experiencia del que disponemos. Cualquier otra cosa que no nos permita avanzar se llama involución.

La adaptación a los cambios se consigue desviándonos de nuestra cultura, actitud y pensamiento de manera más o menos intensa, aportando imaginación y arriesgando ante la incertidumbre.

¡Recordad aquello de... año nuevo, vida nueva!

Comentarios

Entradas populares