Ir al contenido principal

Destacados

EL COMPRADOR DE SONRISAS.

  EL COMPRADOR DE SONRISAS Gustavo Sampaio da Conceiçao era un niño que en apariencia lo tenía todo empezando por lo más importante: unos padres que lo querían y que además eran de buena familia. Dicho esto en el sentido de su capacidad económica, porque de buena familia son todos los padres.   Pero como todo tiene su parte negativa, quizás por ser hijo único y considerarlo sus padres el blasón familiar, llevó una niñez dura, de mucho sacrificio y poco juego, lo cual se debía al deseo de su madre de dar lustre al apellido Sampaio, poseedor de tierras y propiedades, pero según algún pescoço esticado (cuello estirado) pobre en la sangre al descender sus ancestros de tupí antropófaga aunque fuera princesa, y de portugués   conquistador medio noble, para más señas; y la de su muy católico padre, hijo primero de familia aristocrática, rica en alcurnia y pobre en hallares; la de proveer de caudales a un apellido que no había sabido cambiar la grandeza de Portugal por la inmensidad da terra

VICTOR FAMILIA TE AYUDA A EMPRENDER




El camino de un EMPRENDEDOR

“Lo bueno nunca será fácil, lo fácil NUNCA será bueno”




Dice el célebre cantautor Joan Manuel Serrat: “Caminante no hay camino, se hace camino andar”
Emprender es un largo camino que no cuenta con fin, siempre hay que mantenerse en movimiento. Esto implica que quien emprende, entiende que el emprendimiento es un matrimonio sin divorcio. A pesar de las bajadas, nos esperan subidas y que las alturas nos pueden producir grandes caídas, si es que no sabemos agarrarnos bien para mantener el equilibrio.
Emprender es una terea divertida, rica y placentera; claro, si sabes el cómo, qué y cuándo. 
Son estas preguntas que le dan vida al largo camino de un emprendedor. Ese es el plan de vuelo que hará despegar el “avión” que tiene éste en su cabeza, la idea.
A sabiendas que para emprender hay que aprender, el emprendedor se encuentra en el camino con múltiples dificultades, lo que yo le llamo oportunidades; lo que le obliga a vivir aprendiendo de eso y otros temas inherentes de su accionar, su emprendimiento.
Hay que tener una férrea pasión y voluntad para iniciar un gran proyecto, porque así es como se debe concebir todo emprendimiento, como un gran proyecto, porque si cabe en tu mente cabe en tu mundo. Así, cualquier situación no se parecerá a un mundo, no será grande para buscarle solución. Entonces este punto de partida de pensar en grande, es extraordinariamente importante, pero es más importante aún, actuar en grande
Emprendes con corazón y no dejes que los latidos de tu emprendimiento se detengan; en el momento que se detiene tu pasión, se detiene tu corazón, tu idea, tu empresa, tu mundo.
Es la pasión lo que te traerá motivación, la motivación acción, la acción reacción, la reacción, resultados, los resultados sueños cumplidos. Es bien sabido que una persona con sueños cumplidos no es una persona aburrida. Una persona aburrida es una persona muerta en vida y de una persona muerta en vida no se escribirá la historia, porque las historias se escriben de personas con victorias.
Aquí te compartiré seis (6) principios para el camino.
  1. Identifica una oportunidad (piensa en tu idea, en tu pasión)
  2. Desarrolla una visión 
  3. Crea la misión que hará posible esa visión 
  4. Desarrolla un plan de acción 
  5. Mide el camino que te llevará a tu destino, tu visión.
  6. Fracasa, no es malo, se aprende. Pero evítalo con un análisis previo 
  7. Aprende y emprende, siempre.
El camino no será fácil, no te voy mentir; sin embargo, por eso eres emprendedor. El emprendedor es un león en entrenamiento constante para conseguir su tan deseada presa. 

El problema no está en la caída, en gran problema es que para levantarse es más difícil que caerse, ley de gravedad. Entonces, levántate en espíritu y verdad y emprende.

Autor: Víctor Familia
Mentor de emprendedores/ Conferenciante transformacional/Mentor/Autor best seller.
IG: @VictorFamilia o Email: Info@VictorFamilia.com





Comentarios

Entradas populares