Ir al contenido principal

Destacados

EL COMPRADOR DE SONRISAS.

  EL COMPRADOR DE SONRISAS Gustavo Sampaio da Conceiçao era un niño que en apariencia lo tenía todo empezando por lo más importante: unos padres que lo querían y que además eran de buena familia. Dicho esto en el sentido de su capacidad económica, porque de buena familia son todos los padres.   Pero como todo tiene su parte negativa, quizás por ser hijo único y considerarlo sus padres el blasón familiar, llevó una niñez dura, de mucho sacrificio y poco juego, lo cual se debía al deseo de su madre de dar lustre al apellido Sampaio, poseedor de tierras y propiedades, pero según algún pescoço esticado (cuello estirado) pobre en la sangre al descender sus ancestros de tupí antropófaga aunque fuera princesa, y de portugués   conquistador medio noble, para más señas; y la de su muy católico padre, hijo primero de familia aristocrática, rica en alcurnia y pobre en hallares; la de proveer de caudales a un apellido que no había sabido cambiar la grandeza de Portugal por la inmensidad da terra

¿TE APETECE UNA TAZA DE NATURALEZA CON ESMERALDA DE MARTÍN?

¿Te apetece una taza de Naturaleza?.




La Naturaleza es y ha sido nuestra madre, todo es Naturaleza, todo sale de ella y todo vuelve a ella. Desde la cuna a la tumba la Naturaleza está en nuestras vidas, sosteniéndola,
formándola, cuidándola y alimentándola. Hubo un tiempo en el que el hombre sólo tenía a su disposición los recursos que el planeta le otorgaba para alimentarse, para aliviar los dolores físicos, emocionales y espirituales, prevenir y o mitigar enfermedades y hacer curas proporcionándose así los recursos terapeúticos necesarios. Esos recursos siempre fueron las plantas y las flores. Lo que hoy conocemos como Fitoterapia.




En su momento se la denominó “ la medicina tradicional”. ¡Muy lejos hoy del concepto de medicina tradicional!.
Hoy en día nos rige la química pero desde hace ya más de dos décadas el ser humano está volviendo la mirada hacia las frutas frescas, los vegetales , las plantas y las flores y algo tienen que ver las nuevas tecnologías, las redes sociales, internet... Muchos están descubriendo que lejos de ser meras “patrañas”, existen cantidades de estudios que sugieren que una mayor ingesta de dichos compuestos se asocia con un menor riesgo de mortalidad por ejemplo con la hipertensión arterial, la aterosclerosis, el strés, la depresión y la ansiedad, y la diabetes mellitus; patologías que son las principales causas de muerte en los países industrializados.
Paracelso, padre de la medicina natural, ya lo dijo “Contra cada padecimiento nace una planta”.
Actualmente, más que nunca, lo natural es natural. Lo natural está de moda. Y los buenismos de la fitoterapia, que por cierto ha resultado ser más útil que la medicina moderna para el tratamiento de ciertas enfermedades crónicas, con menos efecto secundario y más económica, están de sobra demostrados por las evidencias científicas.



Es hora ya de desterrar los falsos mitos sobre la fitoterapia ya que cada vez son más las investigaciones que respaldan la eficacia de las plantas y mayor el listado de monografías que la Agencia Europea del Medicamento elabora sobre ciertas hierbas
Es hora ya de cuidar, respetar, darle el lugar que le corresponde a la Madre Naturaleza y una buena forma de empezar es disfrutar de una saludable y deliciosa taza de naturaleza.
Todos en algún momento hemos tomando una infusión o tenemos a alguien cercano que las toma y la mayoría de las veces es porque nos han dicho : tómate un té, tómate una manzanilla, tómate una infusión de tomillo porque es bueno, sin saber muy bien para qué...
Las propiedades y beneficios de las plantas y flores en infusiones, como bebidas milenarias, son bien distintas dependiendo si son frutas, bayas, flores, pétalos, raíces, cortezas, hojas... A la hora de introducirte en el maravilloso y mágico mundo de las plantas y flores a través de la
fitoterapia y de las infusiones, debes dejar siempre que te aconseje un profesional, un terapeuta, fitoterapeuta, un herbodietista, maravillosos profesionales que están y viven para tu bienestar y salud. Ellos encontrarán ese remedio que más va contigo, que necesitas en ese momento y aléjate de esos bienintencionadosconsejos que te da tu vecino, amigo o conocido, y sobretodo dr. Google, por otro lado profundos desconocedores de la medicina natural y de la fitoterapia.




Cada persona es un todo. Y dentro de ese todo vive un inmenso microuniverso alimentado por experiencias propias, emociones, herencias genéticas y emocionales, multiuniversos energéticos cada uno diferente y a la vez tan parecidos. Si dejaran a tu cuidado un precioso jardín del que dependiese tu existencia, buscarías los mejores riegos, utilizarías los compostos específicos, mimarías cada hoja, cada tallo, le sonreirías a cada pétalo, las regarías con cada rayo de sol, y las lavarías con cada gota de rocío. Tú eres tu jardinero y tu jardín.
Ahora dime, ¿te apetece una taza de naturaleza?. 



Comentarios

Entradas populares