Ir al contenido principal

Destacados

UNA VUELTA AL COLEGIO MUY PREOCUPANTE

Como cada mes de septiembre en muchos hogares los niños preparan las mochilas del colegio y se disponen a comenzar un curso nuevo, algunos por primera vez. Este curso bajo la amenaza del virus y el miedo al contagio
El verano va tocando su fin y a muchos padres les parecía imposible que llegara este momento de la vuelta al cole. Puede que muchos piensen que el periodo vacacional de los alumnos es demasiado largo, este periodo ha sido larguísimo, desde el mes de marzo y muy difícil de compaginar con la vida laboral.
Los niños se sienten contentos de reencontrarse con sus amigos de clase, de compartir las aventuras del verano, de estrenar  sus nuevos materiales escolares y de conocer a sus nuevos profesores y tutores.

El interés por ser buenos padres va en aumento y son muchos los que se inscriben a cursos de formación familiar o participan en las Asociaciones de Padres de los colegios para encontrar ayuda a la hora de solucionar los problemas que día a día aparecen en las familias. En esto…

CONTACTAR CON LA NATURALEZA NOS AYUDA A RECUPERAR LA CALMA


ESMERALDA DE MARTÍN




Ahora más que nunca necesitamos conectar con la naturaleza y sentir sus beneficios para tu mente y cuerpo y reencontrarnos con nuestra esencia.
Frustración, rabia, ira, miedo, incertidumbre, depresión, impotencia, ansiedad y muchas emociones más que hemos vivido en un corto espacio de tiempo (aunque nos haya parecido una eternidad), abotergamiento físico, mental, emocional y espiritual, por eso conectar con la naturaleza de esta forma consciente nos trae de nuevo al presente, nos ayuda a recuperar cierta calma y nos ancla en el aquí y ahora, para de esta forma traer claridad sobre nuestro presente y futuro próximo. La tierra es sabia. Y si sabemos escuchar oiremos sus mensajes.
Además oxigenaremos nuestro organismo, recuperaremos nuestros ciclos circadianos, que lo necesitamos! y lo que es más importante: recuperaremos el contacto humano.


INSCRIPCIONES:
CORREO: esmedmm@hotmail.com




La Esperanza está en ti.

Vivimos unos tiempos convulsionados. Nos cuesta entender ¿qué está pasando?. Pero es en estos momentos donde todos repetimos, unos a voz en grito y otros casi de forma imperceptible, en nuestro interior una palabra: Esperanza. Escucha... Si te detienes por un instante, la oirás.
¿Te has parado a levantar la cabeza?, ¿alzas tu mirada a tu alrededor?, ¿qué ves?. Lo que ves, si te permites mirar, es Vida.
No busques el significado de la vida en ningún dogma, en una determinada filosofía o en una teología; da por seguro que te perderás lo que es la vida y su significado. La vida no te está esperando en ninguna parte; te está sucediendo.
Mira a tu alrededor, sal a la terraza, al balcón o al jardín: árboles ¡vida!, pájaros ¡vida!, piensa en los ríos, incluso en un riachuelo ¡llenos de vida! peces, juncos, matorrales, aves, insectos, cangrejos, aves zancudas, tortugas y un sinfín de ellos, ¡vida!; piensa en el mar ¡vida! delfines, ballenas, pingüinos, medusas, moluscos... ¡Vida!; en tu entorno más cercano, tu mascota, tu pareja o tus hijos, tus amigos y familiares , cuando ves a tus vecinos aplaudir es ¡vida! y llenos de
vida a su vez. Si haces un movimiento de consciencia un poco más amplio entenderás que dentro de ti lo que hay es ¡vida! un microcosmos , células, plasma, neuronas, conexiones, energía, que está pulsando, en movimiento, ¿Qué hace tu cuerpo todo el día sin que te des cuenta? Los músculos se contraen, el corazón late, la sangre circula, el diafragma sube y baja con cada respiración, se transmiten impulsos nerviosos, el cerebro lo etiqueta todo, piensas, sueñas, los intestinos mueven lo que se comió hace horas por el tubo digestivo, los riñones filtran la sangre y producen orina, las glándulas sudoríparas se abren y cierran, los ojos parpadean...
Con esto, quiero invitarte a que mires desde otro punto de vista lo que estamos viviendo. Al mirar la vida a tu alrededor y en tu interior solo se puede llegar a una conclusión: si hay vida hay esperanza.
Fortalece tu esperanza con la consciencia de que todos los desafíos siempre suceden para un mayor bien. Además, toma acción para mejorarte interiormente mientras manejas esta situación. Eso te ayudará a convertir el poder de la esperanza en una actitud real que te impulsará a crecer.
Recuerda que esto que estamos viviendo, también es vida, sigue siendo tu vida, nuestra vida. ¡Contacta con la vida!.
Respira...inhalas y la vida entra en tu interior, la vida merece ser vivida y eso es Esperanza. La Esperanza no es algo vacuo a lo que agarrarnos para seguir caminando en el sendero de la vida, no es la ilusión por la que nos aferramos a la vida, a pesar de sus dificultades y desencuentros. Esperanza no es lo mismo que optimismo. No es la convicción de que algo saldrá bien, sino la certeza de que algo tiene sentido, independientemente de cómo resulte. La Esperanza es la Vida.
Cuando despiertes por la mañana y renazcas de nuevo a la vida, ahí estará la Esperanza y cuando llegue la noche y duermas la esperanza te hará creer que mañana amanecerá. Y así es. Así será.
Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol. (Martin Luther King)”.
page3image8208

Comentarios

Entradas populares