Ir al contenido principal

Destacados

DE DIOS, DEL HOMBRE, DE LAS MÁQUINAS

  DE DIOS, DEL HOMBRE, DE LA MAQUINAS Al caer en la cuenta de que las maquinas son capaces de realizar acciones que nosotros no somos capaces de llevar a cabo, lo cual pondría   en evidencia que lo creado puede superar a su creador, recordé el pasaje del Génesis sobre la Torre de Babel, -para mi recurrente al tratarse del primer tratado de psicología que se conoce-, donde se hace referencia simbólica a la creación de los idiomas: Cuando viajaron de oriente h allaron un valle donde se encontraban restos de la sabiduría de los antiguos que permanecía allí de los hijos del Diluvio, y a través de ella intentaron realizar actos en contra de lo Alto, y pronunciaban con sus bocas todo tipo de hechicerías y juramentos malignos e hicieron su obra. Y he aquí que son un pueblo con un mismo idioma y una misma voluntad, y nada los retraerá de lo que tengan pensado hacer. Descendamos entonces y confundamos sus lenguas, y así no compartirán la misma voluntad y no podrán prevalecer sobre lo alto. Este

LA EMPRESA PERDIÓ A SU MEJOR CLIENTE


 EL EMPRESARIO QUE ABUSA, PIERDE CLIENTES.

Estoy casi convencida que casi todas las personas se han encontrado con empresarios , que cuentan con excelentes clientes, que abonan sus servicios con puntualidad. Un buen día el empresario piensa que puede abusar de él, quizá crea que le sobra el dinero porque la mayoría de los otros  pagan mal y tarde y en ocasiones ni abonan los servicios.

Cuando una persona cumple con el contrato una y otra vez y confía en la empresa, se siente bien, por eso el día que la empresa comienza a abusar de su confianza creyendo que el cliente excelente no se dará cuenta de que  le está estafando, ese día toma la decisión de cambiar de empresa para que realice sus servicios. LA EMPRESA PERDIÓ AL MEJOR CLIENTE.

Estas circunstancias nos hacen reflexionar sobre los valores de  honestidad y  confianza. 
Vivimos en un mundo de mucha oferta y por este motivo la competencia es enorme y es aquí donde el buen empresario tiene que diferenciarse por el buen trato hacia el cliente y la buena calidad en los servicios y productos.

Cuesta mucho mantenerse en el mercado, pero es cierto que existen grupos de empresas que crecen muy rápido obteniendo muchos beneficios en poco tiempo, se inflan como si fueran souflés y bajan rápido cuando pierden la confianza de los consumidores al descubrir que sus productos y servicios no son lo que en un principio les ofertaron. Intentaron crear una amplia cartera de clientes basada en una ilusión momentánea.

Desde quitalamordaza.com  animo a los lectores a descubrir a los verdaderos empresarios que basan sus empresas en la lealtad, la calidad, el buen servicio y no en la mentira y el abuso. 

Un cliente satisfecho te puede aportar cinco más, uno insatisfecho te quita diez. No hay peor y mejor  propaganda que el boca a boca. Es la mejor campaña de marketing, por este motivo hay que cuidar hasta el último detalle la atención a los consumidores.

 La práctica de las reclamaciones no está muy extendida, pero es necesaria para que el mercado mejore. El conformismo sólo consigue clientes insatisfechos. Aprendamos a conseguir un mercado más serio que logre avanzar y colocarse a la cabeza de la economía.


Comentarios

  1. Importantísimo para cualquier empresas cuidar a sus buenos clientes, a todos hay que darles buen servicio pero sobre todo a las buenos cuidarles con mucho mimo.

    ResponderEliminar
  2. Hay que cuidar a todos los clientes y a los buenos mimarlos. Trabajar con cariño en tu empresa hace que confíen en ti. Siempre tenemos que esforzarnos porque el servicio que damos a nuestros clientes sea el mejor posible.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares