Ir al contenido principal

Destacados

LECCIONES DE REJUVENECIMIENTO. ESTUDIANTES MAYORES DE LOS 60

ESTUDIAR A LOS SESENTA. Este artículo es un homenaje a todas las personas mayores de sesenta   o jubiladas que un día decidieron seguir estudiando en alguna de nuestras dos Universidades. Se matricularon en la Universidad de la Experiencia con las ganas de seguir aprendiendo, no sólo conocimientos, también experiencias de vida. A estas edades los objetivos y prioridades en la vida son muy diferentes y se reflejan en la manera de acudir a las aulas. Van con la tranquilidad de que no tienen que superar un examen, si bien se esfuerzan por rendir al máximo, con un aprendizaje muy significativo, con la ilusión y emoción que tienen los niños pequeños cuando empiezan a explorar el mundo. Son curiosas, y devoradoras de información, saben que el tiempo juega en su contra y que las lecciones que anteriormente, por trabajo u ocupaciones familiares no pudieron aprender, ahora sí. La labor social como punto de encuentro que se lleva a cabo es otra de los grandes potenciales de estas Universidades d

DAR PARA RECIBIR


Uno de los grandes secretos de la abundancia reside en la capacidad que tenemos las personas para DAR. Como somos seres en equilibrio, cuanto más damos, más recibimos. Es una ley universal.
Muchas personas ignoran este principio y se aferran solamente a esperar que los demás les den.

La primera regla es: EL AGRADECIMIENTO. Es necesario acostumbrarnos a dar las gracias por todo lo bueno que tenemos en la vida: Salud, comida, familia, trabajo, amigos, actividades de ocio, tiempo, las facturas etc.... la lista es interminable y cada uno tiene la suya.

La segunda regla es: ADQUIRIR LA COSTUMBRE DE REGALAR: Tiempo, pequeños detalles, palabras amorosas, propinas, donaciones, ropa, libros..... Todos tenemos oportunidades para DAR. Hay que dejar de ser tacaños y aprender a ser generosos.

La tercera regla es: RECIBIR. Muchas personas se cierran y no quieren recibir nada de nadie, ni dinero, ni objetos, ni consejos.... Se siente mal si alguien les DA.


 La cuarta regla es: Conocer que en la medida que damos, recibimos. Si desde por la mañana nos acostumbramos a dar las gracias por todas las bondades que tenemos en nuestra vida y a nuestro alrededor, en poco tiempo adquiriremos ese hábito y la abundancia irá llegando a nosotros.


 Este tiempo de vacaciones lo podemos aprovechar para elaborar una lista en la que figuren todas las riquezas que tenemos. Es como escribir un testamento con todos nuestros bienes materiales, sin duda nos ayudará a reconocer que la mayoría somos millonarios en objetos, propiedades, títulos, empleos, cargos etc...

Elabora otra lista con las personas a las que tienes algo que agradecerles, como si fuera tu último día de vida y házselo saber. Este gesto te hará reconocer el amor que te tienen.

Aprovecha el final de la estación para desprenderte de ropa, zapatos, libros u objetos que ya no te hacen falta y regálalos. Te sorprenderá saber que en poco tiempo volverá a tí todo lo nuevo que necesitas.

No te apegues al dinero y haz que circule su energía.

Espero que estos consejos te ayuden a ser generoso y recibas muchas bendiciones.

GRACIAS POR LEER ESTAS LÍNEAS Y POR FAVOR REGÁLALAS.




Comentarios

  1. Q bonito.....es una regla universal preciosa!!!! Todos deberíamos de ser más generosos!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por regalarme estas reflexiones. El día a día puede ser todo lo sencillo que queríamos.
    Levantarse con una sonrisa,regalar besos con los que convivimos en casa, dar los buenos días al vecino, dar las gracias al portero por recoger un paquete , sonreír al que nos atiende en la tienda, etc. Y sólo he empezado el día

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares