Ir al contenido principal

Destacados

LECCIONES DE REJUVENECIMIENTO. ESTUDIANTES MAYORES DE LOS 60

ESTUDIAR A LOS SESENTA. Este artículo es un homenaje a todas las personas mayores de sesenta   o jubiladas que un día decidieron seguir estudiando en alguna de nuestras dos Universidades. Se matricularon en la Universidad de la Experiencia con las ganas de seguir aprendiendo, no sólo conocimientos, también experiencias de vida. A estas edades los objetivos y prioridades en la vida son muy diferentes y se reflejan en la manera de acudir a las aulas. Van con la tranquilidad de que no tienen que superar un examen, si bien se esfuerzan por rendir al máximo, con un aprendizaje muy significativo, con la ilusión y emoción que tienen los niños pequeños cuando empiezan a explorar el mundo. Son curiosas, y devoradoras de información, saben que el tiempo juega en su contra y que las lecciones que anteriormente, por trabajo u ocupaciones familiares no pudieron aprender, ahora sí. La labor social como punto de encuentro que se lleva a cabo es otra de los grandes potenciales de estas Universidades d

¿QUÉ LLEVAS EN LA MALETA ESTAS VACACIONES?




Durante estos días somos muchos los que tenemos la suerte de cambiar de aires y tomarnos unas vacaciones.
Descansar de la rutina del trabajo y poder realizar otras actividades, es necesario y diría que todo el mundo merece ese cambio por salud física y mental. 
 Cada vez que hago la maleta me doy cuenta que lo importante no lo puedes llevar dentro. Nuestras experiencias y momentos vividos en las vacaciones se acumulan en nuestro interior y nos da la energía necesaria para continuar la rutina del día a día. En las personas, como todos los seres vivos, hay que respetar los tiempos de reposo y descanso. Si queremos obtener buenos productos de la tierra, dejar un tiempo de barbecho es imprescindible para obtener excelentes cosechas. Cuando por el contrario forzamos la tierra y la abonamos con productos químicos para extraer más cantidad de cosechas, se obtienen sin lugar a dudas, pero los productos no son tan sabrosos. Si lo trasladamos a las personas sucede algo parecido. Tenemos que aprender a proporcionarnos esos momentos de barbecho y reposo para que el estrés laboral y las preocupaciones diarias, no nos pasen factura al cuerpo.




 El cambio de clima es muy beneficioso, no hay más que observar a los niños, dan un estirón. El sol, los deportes y los baños en el mar, para los que tienen la suerte de acudir a la playa, o en las piscinas de cualquier pueblo o en la ciudad, ayudan a que el cuerpo se relaje y nuestro sistema nervioso es el primer beneficiado.

Las vacaciones son también un tiempo de reencuentros con otras personas que quizá hace tiempo que no ves, familiares, amigos o compañeros de verano, pero de igual manera son una oportunidad para hacer nuevas amistades, descubrir lugares desconocidos y que nos enriquecen. 




 Para los que no tienen la suerte de tomar unas vacaciones en otro lugar al que viven, siempre se pueden hacer cosas diferentes a las habituales. Aprovechar la oferta cultural que los municipios ofrecen logrará tener la sensación de desconectar. Se pueden hacer excursiones a pueblos de la provincia, disfrutar de la gastronomía o simplemente realizar actividades que el resto del año no tienes tiempo. Una buena lectura, escuchar música o ir al cine pueden ser alternativas que nos ayuden a sentir que estamos de VACACIONES.

Comentarios

Entradas populares