Ir al contenido principal

Destacados

DE DIOS, DEL HOMBRE, DE LAS MÁQUINAS

  DE DIOS, DEL HOMBRE, DE LA MAQUINAS Al caer en la cuenta de que las maquinas son capaces de realizar acciones que nosotros no somos capaces de llevar a cabo, lo cual pondría   en evidencia que lo creado puede superar a su creador, recordé el pasaje del Génesis sobre la Torre de Babel, -para mi recurrente al tratarse del primer tratado de psicología que se conoce-, donde se hace referencia simbólica a la creación de los idiomas: Cuando viajaron de oriente h allaron un valle donde se encontraban restos de la sabiduría de los antiguos que permanecía allí de los hijos del Diluvio, y a través de ella intentaron realizar actos en contra de lo Alto, y pronunciaban con sus bocas todo tipo de hechicerías y juramentos malignos e hicieron su obra. Y he aquí que son un pueblo con un mismo idioma y una misma voluntad, y nada los retraerá de lo que tengan pensado hacer. Descendamos entonces y confundamos sus lenguas, y así no compartirán la misma voluntad y no podrán prevalecer sobre lo alto. Este

VECINO ACORRALADO Y MALTRATADO



Resulta muy fácil unirse para hacer daño a la persona indefensa y con pocos recursos tanto económicos como culturales.
Los  que no tuvieron la suerte de recibir una educación digna, que les ayudará a situarse en la sociedad como se merecen, son presas fáciles.

Es muy triste ver como existen grupos que utilizan la fuerza  para hacer daño a la persona que esta sola.

Escuchamos reivindicaciones sociales para todos los gustos, pero en la misma medida hacemos un uso de los servicios de las instituciones locales, provinciales y nacionales con una facilidad desmesurada. 

Se esta perdiendo la tolerancia y el diálogo entre los vecinos. Es más fácil acudir a reclamar en masa, partiendo de la creencia de que la unión hace la fuerza. En ocasiones esa unión se desvanece con la persona se sienta ante un juez a nivel individual.



Cuando actuamos frente al indefenso con saña e intención de desearle lo peor, el resultado es que se vuelve contra uno.

Como educadora los temas sociales y de convivencia siempre me han preocupado y pienso que son la base de La Paz y la Concordia en nuestro mundo. 
Cuando desde las familias se les está ofreciendo a los hijos modelos de intolerancia, odio y venganza contra los iguales, bien sean vecinos, empleados o cualquier otro ciudadano, me da tristeza. 

Quizá sea por eso que desde quitalamordaza.com aporte mi grano de arena para que reflexionemos sobre qué tipo de sociedad queremos y cual tenemos.




Comentarios

  1. ¡Qué fácil es echas balones fuera! Una sociedad justa se construye entre todos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares