Ir al contenido principal

Destacados

EL COMPRADOR DE SONRISAS.

  EL COMPRADOR DE SONRISAS Gustavo Sampaio da Conceiçao era un niño que en apariencia lo tenía todo empezando por lo más importante: unos padres que lo querían y que además eran de buena familia. Dicho esto en el sentido de su capacidad económica, porque de buena familia son todos los padres.   Pero como todo tiene su parte negativa, quizás por ser hijo único y considerarlo sus padres el blasón familiar, llevó una niñez dura, de mucho sacrificio y poco juego, lo cual se debía al deseo de su madre de dar lustre al apellido Sampaio, poseedor de tierras y propiedades, pero según algún pescoço esticado (cuello estirado) pobre en la sangre al descender sus ancestros de tupí antropófaga aunque fuera princesa, y de portugués   conquistador medio noble, para más señas; y la de su muy católico padre, hijo primero de familia aristocrática, rica en alcurnia y pobre en hallares; la de proveer de caudales a un apellido que no había sabido cambiar la grandeza de Portugal por la inmensidad da terra

MINUTOS PARA EL RECUERDO

 


Todas las personas tenemos miles de fotos que evocan  momentos cargados de felicidad. Ocasiones especiales que no queremos que se pierdan con el paso del tiempo.

Desde quitalamordaza.com  proponemos una actividad que anima: Revisar  fotografías de esos acontecimientos que al menos por unos instantes nos hicieron felices.


El cerebro es un órgano inteligente y genera con las emociones positivas substancias curativas como la dopamina, la serotonina o la oxitocina, todas ellas muy necesarias para el buen funcionamiento del cuerpo y de la mente.

Dedica una hora de tu día a revisar instantes que marcaron tu vida y la hicieron más gratificante.



Los medios de comunicación y las redes sociales nos están saturando de noticias desagradables e imágenes desastrosas. Intenta cambiar el tiempo que dedicas a un telediario a revisar fotos de otros años, de fiestas, de reuniones familiares o simplemente de vistas tomadas en los innumerables viajes, que todos hemos realizado. Comprobarás después de unos días de práctica, que tu estado de ánimo ha cambiado porque volverás a sentir las emociones de esos momentos tan felices.






Comentarios

Entradas populares