Ir al contenido principal

Destacados

REPÚBLICA POR A COLUMNA

  REPÚBLICA Tengo el alma tricolor y la cintura ceñida de Justicia.   Ahogando las voces prendida,   buscando voy ¡¡¡la libertad!!!   ¿Cuando volverá   el tiempo perdido?   En los campos enterrado el silencio   gritado callado vuelve ahora,   a ser trigo.   Semilla   en dignidad   amparada verdeará,   en mil colores teñida.   Rojo,   Amarillo y morado ondean   en el horizonte,   nuevos y jóvenes   brazos.   A. COLUMNA REPUBLICANO Llamadme republicano Llamadme Llamadme entre los bosques y los claros   Llamadme republicano Llamadme   Con la voz de la zarza Que por fin atenaza al amo Con la temible acción del agua Sobre mi rostro ahogado   Llamadme republicano Llamadme entre clarines y trompetas Llamadme entre los alisos de mi osario Que mi corazón de niño Estallará en todas las manos Porque mi intención es franca Desde todos los tiempos de mis actos   Llamadme republicano Por aquellas que murieron y mataron Entre estertores heroicos Y dolores inhumanos   Llena su mirada de amor Por igual

LANZA TU MONEDA: CARA O CRUZ




LA CARA Y CRUZ DE LA MONEDA


Hace muy poco tiempo me ocurrió un incidente, que no viene al caso relatar ahora, pero que sin embargo me hizo reflexionar acerca de las diferentes caras con las que se puede ver una misma situación.


Yo lo denomino la cara y cruz de la moneda, porque en cierta medida es como echar a suertes. 

Para algunas personas puede que lo que eligieron fuera cara y creyeron que obtuvieron suerte, mientras que para otras fuera cruz y se lamentan de la mala fortuna.

La vida nos ofrece situaciones, que aunque no lo creamos, vienen cargadas de enseñanza.


Es como un regalo, el envoltorio resulta muy vistoso y sin embargo el verdadero presente, está dentro. 


Eso mismo me pasa con algunas circunstancias y ciertas personas en mi vida cotidiana.


Una situación, que a primera vista puede resultar negativa, con el tiempo y con meditación, descubres que es el verdadero regalo que estaba disfrazando el bonito envoltorio. Descubres que esa persona que tú creías que era de alguna manera especial para ti, te falla y deja al descubierto a la verdadera persona. Como si de golpe se le cayera la careta de carnaval y te revelara su identidad.


En principio este incidente puede presentarse doloroso, pero invito a darle la vuelta a la moneda y descubrir la cara y la cruz . 


Todas las personas nos esforzamos por mostrar ante los demás la mejor cara, pero llevamos oculta nuestra propia cruz.


Te invito a seguir teniendo suerte en tu camino. Si  en las tiradas que la vida te presenta, siempre te sale cruz, dale la vuelta a la moneda. Sólo tú puedes elegir. Nadie decide por nosotros.








 


 



Comentarios

Entradas populares