Ir al contenido principal

Destacados

REPÚBLICA POR A COLUMNA

  REPÚBLICA Tengo el alma tricolor y la cintura ceñida de Justicia.   Ahogando las voces prendida,   buscando voy ¡¡¡la libertad!!!   ¿Cuando volverá   el tiempo perdido?   En los campos enterrado el silencio   gritado callado vuelve ahora,   a ser trigo.   Semilla   en dignidad   amparada verdeará,   en mil colores teñida.   Rojo,   Amarillo y morado ondean   en el horizonte,   nuevos y jóvenes   brazos.   A. COLUMNA REPUBLICANO Llamadme republicano Llamadme Llamadme entre los bosques y los claros   Llamadme republicano Llamadme   Con la voz de la zarza Que por fin atenaza al amo Con la temible acción del agua Sobre mi rostro ahogado   Llamadme republicano Llamadme entre clarines y trompetas Llamadme entre los alisos de mi osario Que mi corazón de niño Estallará en todas las manos Porque mi intención es franca Desde todos los tiempos de mis actos   Llamadme republicano Por aquellas que murieron y mataron Entre estertores heroicos Y dolores inhumanos   Llena su mirada de amor Por igual

¿QUIÉN SOY? SENCILLAMENTE UNA MUJER

 

¿Quién soy? 

Me miro

al espejo, 

de esta

absurda

sociedad.

Que sigue

viéndome

como,

la media mitad.

¡¡No soy

costilla 

de nadie!!

ni posesión,

ni juguete

sexual.

¡¡Soy mujer!!

¿No me ves?

Hecha

del mismo

material.


Poema de  PILAR SALAZAR 

Fotografía de Lázaro Hernández 



AMANECER DESDE MI VENTANA 

ANA MARÍA GARCIA



 A TI, MUJER

“Bellos son los senderos que tú pisas, MUJER, 

Con paso firme, valiente y seguro,

Reflejando, con orgullo, tu sonrisa en cada atardecer

Y tu serenidad al amanecer.


Naciste para ser libre, mujer, 

Rompiendo barreras, silencios y cadenas,

Acallando órdenes e ingratas condenas,

Levantando la voz para no dejarte vencer.


Naciste para ser libre, mujer.

Y con tus palabras, tu fuerza y tu poder,

En igualdad con el hombre, crecer.

Bella es la vida que de ti emana,

Noble el corazón que tu amor sana,

Positivo el día que tu palabra engalana,



Con respeto y semblanza; 

Eterno el verso que tu figura ensalza.

Eres libre, mujer.

Siendo hoy tú misma, sin olvidar todo lo que luchaste ayer.

Eres libre, mujer.

Y en ti nunca dejes de creer"

Poema de ALBERTO BLANCO RUBIO




MURAL DE PONTEVEDRA


ORACIÓN POR LAS SILENCIADAS.

Que la sangre vertida sobre el pan de los días

convierta tu dolor en voluntad de quererte.


Que el terror a los gritos en sus manos

limpie las disimuladas llagas de silencios.


Que los miedos al abismo de tu soledad

renazcan,al fin,en cándidos abrazos.


Que la angustia de otrora sea tormenta de lloros

que te consuelen de los daños que te alimentaron.


Que nadie olvide tus más perversos recuerdos 

para evitar que se aloje la ruindad de otros cuerpos.


Que no callen ni cieguen las heridas

que lo más ruin vomita cualquier mediodía

sobre el regazo de otra inocente.


POEMA DE MONTSE VILLAR.












Comentarios

Entradas populares