Ir al contenido principal

Destacados

REPÚBLICA POR A COLUMNA

  REPÚBLICA Tengo el alma tricolor y la cintura ceñida de Justicia.   Ahogando las voces prendida,   buscando voy ¡¡¡la libertad!!!   ¿Cuando volverá   el tiempo perdido?   En los campos enterrado el silencio   gritado callado vuelve ahora,   a ser trigo.   Semilla   en dignidad   amparada verdeará,   en mil colores teñida.   Rojo,   Amarillo y morado ondean   en el horizonte,   nuevos y jóvenes   brazos.   A. COLUMNA REPUBLICANO Llamadme republicano Llamadme Llamadme entre los bosques y los claros   Llamadme republicano Llamadme   Con la voz de la zarza Que por fin atenaza al amo Con la temible acción del agua Sobre mi rostro ahogado   Llamadme republicano Llamadme entre clarines y trompetas Llamadme entre los alisos de mi osario Que mi corazón de niño Estallará en todas las manos Porque mi intención es franca Desde todos los tiempos de mis actos   Llamadme republicano Por aquellas que murieron y mataron Entre estertores heroicos Y dolores inhumanos   Llena su mirada de amor Por igual

SONRISAS A LA CARA Y PUÑALADAS A LA ESPALDA


 
Seguramente lo que voy a relatar  a continuación le ha sucedido a muchas personas.

En el camino de la vida nos encontramos con individuos, casi siempre del círculo más cercano, que te alaban con frases como: " Tú vales mucho, qué bien haces las cosas, qué inteligente, me encanta estar entre tus amigos.....bla, bla, bla..."

Ese tipo de personas siempre están en encefalograma plano, no se alteran, utilizan palabras cariñosas y te quieren hacer creer que lo dicen de corazón. Mientras, al otro lado, la persona que recibe esos piropos, si es medianamente observadora, se da cuenta que es fachada revestida de mentiras, envidia y falsedad.

Un buen día descubres que guardan un puñal muy afilado y que a la vuelta de la esquina te lo han clavado produciéndote una herida, que ni el mejor cirujano puede coser. Esa herida te llega hasta el corazón y te causa la muerte. Ya nunca más serás la misma y la persona que te clavó el puñal se enterará porque la frialdad, la indiferencia y la distancia serán el regalo que reciban.

Comentarios

  1. Cierto es. Varias veces me ha pasado. Gracias por ponerle letra.

    ResponderEliminar
  2. Puffff, es la cruda realidad, por el camino de la vida vas quitandote esas personas, cómo quién tira lastre

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares