Ir al contenido principal

Destacados

DE DIOS, DEL HOMBRE, DE LAS MÁQUINAS

  DE DIOS, DEL HOMBRE, DE LA MAQUINAS Al caer en la cuenta de que las maquinas son capaces de realizar acciones que nosotros no somos capaces de llevar a cabo, lo cual pondría   en evidencia que lo creado puede superar a su creador, recordé el pasaje del Génesis sobre la Torre de Babel, -para mi recurrente al tratarse del primer tratado de psicología que se conoce-, donde se hace referencia simbólica a la creación de los idiomas: Cuando viajaron de oriente h allaron un valle donde se encontraban restos de la sabiduría de los antiguos que permanecía allí de los hijos del Diluvio, y a través de ella intentaron realizar actos en contra de lo Alto, y pronunciaban con sus bocas todo tipo de hechicerías y juramentos malignos e hicieron su obra. Y he aquí que son un pueblo con un mismo idioma y una misma voluntad, y nada los retraerá de lo que tengan pensado hacer. Descendamos entonces y confundamos sus lenguas, y así no compartirán la misma voluntad y no podrán prevalecer sobre lo alto. Este

¡ES EL PRIMERO DE MAYO! HERMOSO POEMA.





 Buenos días tengan  todas,

buenos días tengan todos,

llega el primero de mayo.


Se oyen flautas y panderos

y gritos por los espacios 

que me hablan de justicia, de libertad, 

de aprender a  ser hermanos, 

de saludar al vecino,

de compartir pan y vasos.


Y miro por la ventana,

saco mi cuerpo hacia el patio, 

y el patio está vacío,

no han llegado ni los gatos, 

los mirlos se han vuelto mudos,

hoy no gorjean en el árbol. 


Las calles están vacías, 

no hay pancartas ni pendones,

sólo en mi mente resuenan

los ayeres  de ilusiones, 

de justicia y libertad, 

la dignidad del obrero, 

otro mundo más humano,

sin guerras, sin pateras,

sin chabolas,sin miserías,

con dignidad y con pan.


He escapado de mi sueño,

el aire me ha despertado. 

Miro de nuevo a mi patio, 

miro hacia dentro de mí, 

me miro de arriba abajo,

miro lo que me rodea,

estoy sólo, encarcelado.


Echo mi mano a la frente, 

a mi cara, 

a mi costado,

sale una voz e mi pecho: 

¿Adonde están mis hermanos?

Quiero estar entre vosotros,

quiero apretar vuestras manos,

quiero unirme a vuestra frente

¡es el primero de mayo!


R. H

Comentarios

Entradas populares