Ir al contenido principal

Destacados

LECCIONES DE REJUVENECIMIENTO. ESTUDIANTES MAYORES DE LOS 60

ESTUDIAR A LOS SESENTA. Este artículo es un homenaje a todas las personas mayores de sesenta   o jubiladas que un día decidieron seguir estudiando en alguna de nuestras dos Universidades. Se matricularon en la Universidad de la Experiencia con las ganas de seguir aprendiendo, no sólo conocimientos, también experiencias de vida. A estas edades los objetivos y prioridades en la vida son muy diferentes y se reflejan en la manera de acudir a las aulas. Van con la tranquilidad de que no tienen que superar un examen, si bien se esfuerzan por rendir al máximo, con un aprendizaje muy significativo, con la ilusión y emoción que tienen los niños pequeños cuando empiezan a explorar el mundo. Son curiosas, y devoradoras de información, saben que el tiempo juega en su contra y que las lecciones que anteriormente, por trabajo u ocupaciones familiares no pudieron aprender, ahora sí. La labor social como punto de encuentro que se lleva a cabo es otra de los grandes potenciales de estas Universidades d

ALGUNAS ETERNIDADES

 

ALGUNAS ETERNIDADES

Los animales y las plantas disfrutan de la eternidad de ser comidas, la “eternidad compartida”. Los hombres, a diferencia de todo lo creado, la quieren solo para ellos, por eso inventaron el cuadrado, que no existe en la naturaleza, para encerrarse en él y permanecer siendo “uno” después de muertos; la “eternidad individual”. También los cementerios para recordarla, donde comparten la del ahora, que es la propia piedra que la contiene, su visión, y su instante; la del antes que es el recuerdo; y la del después, que es el pensamiento que se mantiene como esperanza para algunos o como memoria de lo que será para otros; aunque la eternidad sea siempre la misma y no tenga presente, pasado, ni futuro, porque es instantánea, “ahora”. 

Qué extraña naturaleza la del hombre que se muere por adelantado al quedarse sin instante y ni la muerte comparte ni en ella se olvida, y antes de renacer a una vida nueva de átomos rehecha y ser como una flor o un pájaro o su después que será ellos o todos a la vez, prefiere la “eternidad  consciente”, de cada uno, para vivirla sola en sus casas eternas de ningún sitio aunque para ello tuviera que inventar el infinito, la “eternidad de ahora” o la nada, su ausencia de ahora. Quedarse para siempre en el arte y en los objetos, o en la vida misma a través de la ciencia. Y en imágenes, lo más civilizado que se nos ocurrió, la “falsa eternidad”, “la eternidad virtual”. 

JMC

Comentarios

Entradas populares