Ir al contenido principal

Destacados

COLORES DE PRIMAVERA.

Juan Carlos Pacheco Canadá  Elena Sanz  Valladolid Pepita Rollo Santiago de Compostela  Marina Rodríguez Cabrerizos Alejandra  Madridejos Evaristo San Vicente Soto Serrano  Mercedes Fuentes. Salamanca Ángela Escribano Madridejos Paquita Pascua Mieza. Pilar López  Arribes del Duero Rafi Jiménez Soto Serrano  Facunda Mora López Madridejos  Jesús Zamorano Madridejos María  Toledo Elena Alcántara Majadahonda  Carmen Elena Linares de Río Frio Angela Escribano. Madridejos Pepita Rollo. Santiago de Compostela  Magdalena Fraile Calzada de Valdunciel Nati Cabezas  Toledo Carmen González Salamanca María Hernández Asturias Carmen Camarada. Salamanca  Tomás Santana Gran Canaria Antonio Hernández Helechos de ventana y flor de escarcha. Canadá Romina Florencia Cabrera Argentina Evaristo San Vicente. Soto Serrano María Muñoz El Pedroso. Sevilla Parque de Las Salesas. Salamanca Ribera  Sacra. Loli López Bernabé. María Jesús Pórtela. Mozarbez Salamanca Imelda Sánchez. Carbajosa. Salamanca Elena Diego.

CARTA DE UN POLÍTICO DESENCANTADO.



Querida amiga Nati:

Voy a relatarte el desengaño que he sufrido con la política, bueno más bien con un partido político, que me pidió que accediera a sus listas por el gran número de contactos que poseía.

El partido en el que confiaba y donde consideraba que podía hacer cambiar algo la sociedad, resultó un fracaso. Yo estaba muy bien considerado dentro de la administración a la que pertenecía e incluso me concedieron un puesto muy relevante, pero resultó que mi voz, si discrepaba con el número uno, no se tenía en cuenta mi opinión e incluso se me mandaba callar. Las actuaciones eran  antidemocráticas. Poco a poco se me fue apartando de las primeras filas porque me negaba a aceptar sobornos y a efectuar concesiones ilegales con procedimientos poco éticos. Cuando terminó mi mandato, me quedé con la conciencia muy tranquila por haber actuado en todo momento como marcan las normas democráticas, pero mi puesto se le adjudicó a otra persona, que sí entró por "el aro" y fue complaciente con lo que sus superiores le pedían, sin darse cuenta que sería "una cabeza de turco".

Así funciona este partido político, desconozco el  funcionamiento de otros porque nunca más formaré parte de alguno de ellos.

Si me dirijo a tí es porque conozco el contenido de quitalamordaza.com y sé que no tendrás ningún inconveniente en publicar estas líneas que me han servido de desahogo.

Para no recibir amenazas o un trato peor, que así es como se las gasta este partido, firmo con mis iniciales.

Gracias amiga por ser valiente y dar voces a personas como yo.

A. G. C

Comentarios

Entradas populares