Ir al contenido principal

Destacados

DE DIOS, DEL HOMBRE, DE LAS MÁQUINAS

  DE DIOS, DEL HOMBRE, DE LA MAQUINAS Al caer en la cuenta de que las maquinas son capaces de realizar acciones que nosotros no somos capaces de llevar a cabo, lo cual pondría   en evidencia que lo creado puede superar a su creador, recordé el pasaje del Génesis sobre la Torre de Babel, -para mi recurrente al tratarse del primer tratado de psicología que se conoce-, donde se hace referencia simbólica a la creación de los idiomas: Cuando viajaron de oriente h allaron un valle donde se encontraban restos de la sabiduría de los antiguos que permanecía allí de los hijos del Diluvio, y a través de ella intentaron realizar actos en contra de lo Alto, y pronunciaban con sus bocas todo tipo de hechicerías y juramentos malignos e hicieron su obra. Y he aquí que son un pueblo con un mismo idioma y una misma voluntad, y nada los retraerá de lo que tengan pensado hacer. Descendamos entonces y confundamos sus lenguas, y así no compartirán la misma voluntad y no podrán prevalecer sobre lo alto. Este

LA SENSIBILIDAD DEL POETA ZALDAÑA EN SUS POEMA: UN DELEITE DE VERANO

 

EMILIO ZALDAÑA GODOY.


SENTIR EL VIENTO 


Sentir el viento cuando pienso en ti,

sentir sus caricias recorrer mi alma,

es sentir tus manos virar mi piel,

amar a Dios es amarte a ti,

es sentir que vivo navegando en la vida sintiéndote.


Sentir las brisas navegando mi cuerpo,

es navegar sobre tus mares sin tener 

que perder la brújula del timón de la embarcación

qué, mientras la tormenta se vuelve imaginación

entre esos besos y tus caricias dulce ilusión.


Sentir que el viento es vivir eternamente en 

los mares de una bella locura de amor,

es recorrer cada ola entre tus besos,

es lo mismo amarte con toda mi alma mi vida 

igual que navegar con la fe amar a Dios del cielo.


Sentir la humedad del roció de cada madrugada 

acariciando los jardines de las bellas primaveras, 

es contemplar tu belleza en cada tierna flor,

es gritar al mundo en truenos del cielo te amo,

cuando te estoy amando al mundo mi dulce amor.


Sentir esas caricias tuyas es igual la gloria,

es pensar tan solo con el tiempo vivir 

la única forma en un paraíso terrenal amándote,

es navegar sobre las nubes sin tener que despegar,

es soñar contigo siempre despierto así al madrugar.


Sentir esa vibra que me lleva siempre pensando 

que tú estás conmigo en ese acto infinito que 

nos hace cómplice entre las líneas del amor prohibido, pero nos hace sentir la felicidad allá con

las que son silencio entre besos del tiempo y nunca escapa.


5:30 AM = 7/8/2021

Poeta Zaldaña 

Guatemala & El Salvador 

Residente USA 🇺🇸

Comentarios

Entradas populares