Ir al contenido principal

Destacados

LECCIONES DE REJUVENECIMIENTO. ESTUDIANTES MAYORES DE LOS 60

ESTUDIAR A LOS SESENTA. Este artículo es un homenaje a todas las personas mayores de sesenta   o jubiladas que un día decidieron seguir estudiando en alguna de nuestras dos Universidades. Se matricularon en la Universidad de la Experiencia con las ganas de seguir aprendiendo, no sólo conocimientos, también experiencias de vida. A estas edades los objetivos y prioridades en la vida son muy diferentes y se reflejan en la manera de acudir a las aulas. Van con la tranquilidad de que no tienen que superar un examen, si bien se esfuerzan por rendir al máximo, con un aprendizaje muy significativo, con la ilusión y emoción que tienen los niños pequeños cuando empiezan a explorar el mundo. Son curiosas, y devoradoras de información, saben que el tiempo juega en su contra y que las lecciones que anteriormente, por trabajo u ocupaciones familiares no pudieron aprender, ahora sí. La labor social como punto de encuentro que se lleva a cabo es otra de los grandes potenciales de estas Universidades d

DE LA CENTRALITA A PEGASUS

 


¡Cuidado con las escuchas! 

Seguramente las personas que nacimos en los 60 aún tenemos en la memoria esos teléfonos que tenían una manivela para poder solicitarle a la telefonista que nos comunicara con otro número.  ¡Qué rápido ha avanzado la tecnología y los sistemas de comunicación! 



Hoy recordé la centralita telefónica de mi pueblo y a su telefonista. Ella seguramente espió a todos los vecinos, tuvo acceso a información muy privilegiada, pero como todos lo conocíamos, teníamos mucho cuidado con los mensajes que decíamos.

Las noticias actuales sobre las escuchas y el control de datos con el programa pegasus y otros de características similares, nos tendría que hacer reflexionar sobre la vulnerabilidad. Estamos expuestos a todo tipo de control y en un momento nuestra vida se puede hundirse. 

Quizá sería bueno volver a confiar más en los teléfonos fijos, utilizarlos exclusivamente para ofrecer la información necesaria y dejar nuestra información sensible para encuentros cara a cara y en lugares seguros. Menos whatsapp y más conversación de codo con codo.

Los dispositivos móviles están repletos de información privada y como nos están demostrando, no son seguros.

Desde estas líneas animo a ser conscientes del dominio que ciertos sectores tienen sobre nuestra privacidad  y dispositivos y prestemos más atención a la hora de compartir a la ligera,  información sensible, nunca podemos averiguar dónde acabará y qué uso harán de ella.

Comentarios

  1. Muy buena reflexión Nati. Totalmente de acuerdo.

    ResponderEliminar
  2. Que recuerdos... estoy de acuerdo contigo, más conversar y menos aparatitos...

    ResponderEliminar
  3. También yo estoy de acuerdo contigo, Natividad Cabezas. Si me dieran a elegir, me quedaría con aquello pero como (por suerte o por desgracia) vivimos en el primer cuarto del Siglo XXI, es decir, en la Era de la Información, lo que pediría es que se castigue fuertemente a aquellos que hacen un uso no ético de los datos personales.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares