Ir al contenido principal

Destacados

FLORES DE PRIMAVERA PARA ALEGRAR LA VIDA

Jesús  Zamorano  Gómez  Madridejos Nati Cabezas Andrea Romero Camuñas. Toledo  Nati Cabezas Salamanca  Tere San Vicente San Martín del Castañar. Salamanca Evaristo San Vicente. Sotoserrano Rafi Jiménez Sotoserrano Salamanca  Lola Galán Cristina Sánchez Santa María de la Alameda Madrid Juan Carlos Pacheco Canadá  Ángela López Torrejón  Madrid Rafi Jiménez y Evaristo San Vicente  Sotoserrano Salamanca Elena Santiago de Compostela Juan Carlos Pacheco Vancouver Canadá  Silvia Cantón Inhala México  Rafi Jiménez Sotoserrano   Frosi Garcia. San Cristóbal de la Cuesta Salamanca Rosario Pérez Las Palmas de Gran Canaria. Marisa Marcos. Aldea del Obispo Salamanca. Pilar López Salamanca Puri Martin Salamanca Tomás Santana Gran Canaria Celia Mateos Salamanca Charo Muñoz La Fuente de San Esteban Salamanca Ángela Márquez Muñoz  Madrid Mercedes Fuentes. Salamanca Pepa Agustín Salamanca Santiago Santiago de San Lorenzo Villamayor. Salamanca  Romina Florencia Cabrera  Argentina  María Jesús Porteña. Sal

LAS VENTAJAS DE COMPRAR EN EL BARRIO


A mí, como a muchas otras personas, me gusta comprar en las tiendas cercanas a mi casa, el pequeño supermercado que tiene de todo, la pastelería, la panadería o la óptica. El contacto con sus empleados o dueños me hace feliz. Me siento persona y no número del monitor. Me conocen y yo les conozco, sé sus nombres y se dirigen a mí por el mío. Existe una relación más humana que la de comprador y vendedor como sucede en las grandes superficies.
Quiero presentar a los dueños de COALIMENT , situado en el paseo de San Vicente  30. Esta familia compuesta por Antonio Luís Crego Pérez, su hermano Jesús y su mujer Verónica, regentan un supermercado desde 1995 cuando  abrieron DUENDE. Ha cambiado de nombre, pero la esencia familiar y la atención al cliente se ha mantenido. 

Me gusta entrar en el supermercado porque puedes encontrar de todo, fruta, carne, congelados, pan y una gran variedad de exquisiteces y si se han agotado o no están en su catálogo, te las proporcionan.
Valoro su trato, su amabilidad y sus consejos para asegurarme que llevo los mejores productos.

Cuando estás en su supermercado se respira un ambiente familiar, conocen a casi todos los clientes, desde el estudiante “pijo” hasta el pensionista que trata de estirar su pensión con las ofertas.
Esta NAVIDAD, todos deberiamos de hacer un esfuerzo y comprar en los pequeños comercios como el de Luís, Jesús y Verónica, que están tratando de continuar con el negocio que primero su abuelo y despues sus padres y tíos, levantaron con tanto esfuerzo. No dejemos que las grandes superficies se coman a los negocios como este, de toda la vida.
Desde estas líneas animo a los lectores a que hagan sus compras de Navidad en el supermercado del barrio como Coaliment.
Gracias a Luís, Jesús y Verónica por seguir el ejemplo de sus padres y no rendirse, a pesar de las dificultades. La mejor recompensa es conocer que los clientes les estimamos porque son PERSONAS, que aman su trabajo y transmiten ilusión y confianza a los clientes.

Comentarios

Entradas populares