Ir al contenido principal

Destacados

DE DIOS, DEL HOMBRE, DE LAS MÁQUINAS

  DE DIOS, DEL HOMBRE, DE LA MAQUINAS Al caer en la cuenta de que las maquinas son capaces de realizar acciones que nosotros no somos capaces de llevar a cabo, lo cual pondría   en evidencia que lo creado puede superar a su creador, recordé el pasaje del Génesis sobre la Torre de Babel, -para mi recurrente al tratarse del primer tratado de psicología que se conoce-, donde se hace referencia simbólica a la creación de los idiomas: Cuando viajaron de oriente h allaron un valle donde se encontraban restos de la sabiduría de los antiguos que permanecía allí de los hijos del Diluvio, y a través de ella intentaron realizar actos en contra de lo Alto, y pronunciaban con sus bocas todo tipo de hechicerías y juramentos malignos e hicieron su obra. Y he aquí que son un pueblo con un mismo idioma y una misma voluntad, y nada los retraerá de lo que tengan pensado hacer. Descendamos entonces y confundamos sus lenguas, y así no compartirán la misma voluntad y no podrán prevalecer sobre lo alto. Este

FRÁGIL, HERMOSO Y ROBUSTO: UNA HISTORIA QUE TE GUSTARÁ.

 


Hoy, 6 de diciembre hace  33 años que nos casamos Antonio y yo. 

Unos buenos amigos nos regalaron este hermoso botijo. Ha sobrevivido siete traslados de casa y aquí sigue casi como el primer día. Lo mimamos, reparamos las pequeñas piezas que saltan por los golpes de los traslados, pero sigue ocupando un lugar preferente en nuestro hogar.

Esta pieza me hace reflexionar sobre nuestra relación matrimonial. Es hermosa, robusta y frágil y para que se siga manteniendo entera no podemos olvidar cuidarla cada día. Evitamos golpes y le quitamos la suciedad.

Esta larga trayectoria matrimonial,  resultó  ser como la pieza del alfarero, primero era arcilla sin modelar,  pero con imaginación, creatividad, esmero y amor apareció esta gran obra que es nuestro matrimonio.



Antonio como buen químico, sabe aplicar la fórmula del éxito combinando grandes elementos como: la paciencia, la inteligencia, la creatividad y el empeño para lograr un buen resultado. Por otro lado yo, desde mi profesión de maestra y psicopedagoga, me empeño en añadir la salsa a nuestras vidas para que no se vuelvan en rutinas monótonas, aporto cada día contenidos motivadores y positivos 

Nos gusta celebrar este gran día como se merece, de manera constitucional, sin olvidarnos de los familiares y numerosos amigos que tal día como hoy hicieron que nuestro enlace fuera muy particular y entrañable.

Gracias a todos y brindamos por otro año más.






Comentarios

  1. Muchas Felicidades, queridos amigos Antonio y Nati, deseamos que El Señor siga bendiciendo vuestro matrimonio, siempre fresco y limpio como el agua del botijo.
    Barro y agua, con los elementos más humildes de la vida, la Gracia de Dios realiza el Milagro, el Matrimonio.
    Felicidades. Octavio y Sonia.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares