Ir al contenido principal

Destacados

REPÚBLICA POR A COLUMNA

  REPÚBLICA Tengo el alma tricolor y la cintura ceñida de Justicia.   Ahogando las voces prendida,   buscando voy ¡¡¡la libertad!!!   ¿Cuando volverá   el tiempo perdido?   En los campos enterrado el silencio   gritado callado vuelve ahora,   a ser trigo.   Semilla   en dignidad   amparada verdeará,   en mil colores teñida.   Rojo,   Amarillo y morado ondean   en el horizonte,   nuevos y jóvenes   brazos.   A. COLUMNA REPUBLICANO Llamadme republicano Llamadme Llamadme entre los bosques y los claros   Llamadme republicano Llamadme   Con la voz de la zarza Que por fin atenaza al amo Con la temible acción del agua Sobre mi rostro ahogado   Llamadme republicano Llamadme entre clarines y trompetas Llamadme entre los alisos de mi osario Que mi corazón de niño Estallará en todas las manos Porque mi intención es franca Desde todos los tiempos de mis actos   Llamadme republicano Por aquellas que murieron y mataron Entre estertores heroicos Y dolores inhumanos   Llena su mirada de amor Por igual

FRÁGIL, HERMOSO Y ROBUSTO: UNA HISTORIA QUE TE GUSTARÁ.

 


Hoy, 6 de diciembre hace  33 años que nos casamos Antonio y yo. 

Unos buenos amigos nos regalaron este hermoso botijo. Ha sobrevivido siete traslados de casa y aquí sigue casi como el primer día. Lo mimamos, reparamos las pequeñas piezas que saltan por los golpes de los traslados, pero sigue ocupando un lugar preferente en nuestro hogar.

Esta pieza me hace reflexionar sobre nuestra relación matrimonial. Es hermosa, robusta y frágil y para que se siga manteniendo entera no podemos olvidar cuidarla cada día. Evitamos golpes y le quitamos la suciedad.

Esta larga trayectoria matrimonial,  resultó  ser como la pieza del alfarero, primero era arcilla sin modelar,  pero con imaginación, creatividad, esmero y amor apareció esta gran obra que es nuestro matrimonio.



Antonio como buen químico, sabe aplicar la fórmula del éxito combinando grandes elementos como: la paciencia, la inteligencia, la creatividad y el empeño para lograr un buen resultado. Por otro lado yo, desde mi profesión de maestra y psicopedagoga, me empeño en añadir la salsa a nuestras vidas para que no se vuelvan en rutinas monótonas, aporto cada día contenidos motivadores y positivos 

Nos gusta celebrar este gran día como se merece, de manera constitucional, sin olvidarnos de los familiares y numerosos amigos que tal día como hoy hicieron que nuestro enlace fuera muy particular y entrañable.

Gracias a todos y brindamos por otro año más.






Comentarios

  1. Muchas Felicidades, queridos amigos Antonio y Nati, deseamos que El Señor siga bendiciendo vuestro matrimonio, siempre fresco y limpio como el agua del botijo.
    Barro y agua, con los elementos más humildes de la vida, la Gracia de Dios realiza el Milagro, el Matrimonio.
    Felicidades. Octavio y Sonia.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares