Ir al contenido principal

Destacados

FLORES DE PRIMAVERA PARA ALEGRAR LA VIDA

Jesús  Zamorano  Gómez  Madridejos Nati Cabezas Andrea Romero Camuñas. Toledo  Nati Cabezas Salamanca  Tere San Vicente San Martín del Castañar. Salamanca Evaristo San Vicente. Sotoserrano Rafi Jiménez Sotoserrano Salamanca  Lola Galán Cristina Sánchez Santa María de la Alameda Madrid Juan Carlos Pacheco Canadá  Ángela López Torrejón  Madrid Rafi Jiménez y Evaristo San Vicente  Sotoserrano Salamanca Elena Santiago de Compostela Juan Carlos Pacheco Vancouver Canadá  Silvia Cantón Inhala México  Rafi Jiménez Sotoserrano   Frosi Garcia. San Cristóbal de la Cuesta Salamanca Rosario Pérez Las Palmas de Gran Canaria. Marisa Marcos. Aldea del Obispo Salamanca. Pilar López Salamanca Puri Martin Salamanca Tomás Santana Gran Canaria Celia Mateos Salamanca Charo Muñoz La Fuente de San Esteban Salamanca Ángela Márquez Muñoz  Madrid Mercedes Fuentes. Salamanca Pepa Agustín Salamanca Santiago Santiago de San Lorenzo Villamayor. Salamanca  Romina Florencia Cabrera  Argentina  María Jesús Porteña. Sal

OJOS AZULES POEMA DE J.M.C

 



OJOS AZULES 


Son bellos los ojos de color azul

Dicen, el color de la salud,

O el del norte 

Donde escasea la luz.

Como el marrón 

Es el color de la claridad

En los ojos del sur. 

Y el verde un azul

Que se acostumbró 

A la luz.


Son tan bellos

Que Apenas se percibe

Su mirada

Como si el color  

Concentrara la atención 

De quien los mira.


Pero hay algo que no se ve 

En los ojos azules del sur

Que los hace melancólicos

Como si no estuvieran

O les faltara algo. 


Tal vez 

No se acostumbraron 

Porque la claridad

Conforma el alma

Y a ellos no les dio tiempo

De conformar la suya

O de cambiar de color.



En el mar advertí

Que cada uno

Tiene su color y su luz

Su cielo de mil tonos 

De celeste o de gris

Su tempestad o su calma

Que son solo de ellos 

Aunque las olas o el viento

Nos produzcan el mismo sentir.


Como diferentes son 

El olor y el sabor del aire

Porque el aire sabe

Y el horizonte

Más cercano o más lejos 

Cada uno especial

A su distancia.


Advertí también que los

Ojos azules no son del azul

Y que los oscuros

No pertenecen a la oscuridad

Como si el hombre 

Se empeñara

En llevarle la contraria 

Al orden natural.


Y que el azul de los ojos

Pertenece al Norte 

Que cambió la claridad 

Para mezclar el gris

Con los mil tonos de rojo

De sus puestas de sol. 




O al mar de plomo espeso

Cubierto de gris

Que te hace sentir triste 

Y al mismo tiempo

Te protege. 


O al gran Sol

Donde la luz dorada

Se espeja al atardecer 

Por La infinita

Llanura de una mar en calma.


JMC







Comentarios

Entradas populares