Ir al contenido principal

Destacados

FLORES DE PRIMAVERA PARA ALEGRAR LA VIDA

Jesús  Zamorano  Gómez  Madridejos Nati Cabezas Andrea Romero Camuñas. Toledo  Nati Cabezas Salamanca  Tere San Vicente San Martín del Castañar. Salamanca Evaristo San Vicente. Sotoserrano Rafi Jiménez Sotoserrano Salamanca  Lola Galán Cristina Sánchez Santa María de la Alameda Madrid Juan Carlos Pacheco Canadá  Ángela López Torrejón  Madrid Rafi Jiménez y Evaristo San Vicente  Sotoserrano Salamanca Elena Santiago de Compostela Juan Carlos Pacheco Vancouver Canadá  Silvia Cantón Inhala México  Rafi Jiménez Sotoserrano   Frosi Garcia. San Cristóbal de la Cuesta Salamanca Rosario Pérez Las Palmas de Gran Canaria. Marisa Marcos. Aldea del Obispo Salamanca. Pilar López Salamanca Puri Martin Salamanca Tomás Santana Gran Canaria Celia Mateos Salamanca Charo Muñoz La Fuente de San Esteban Salamanca Ángela Márquez Muñoz  Madrid Mercedes Fuentes. Salamanca Pepa Agustín Salamanca Santiago Santiago de San Lorenzo Villamayor. Salamanca  Romina Florencia Cabrera  Argentina  María Jesús Porteña. Sal

Más chuletas en el plato y menos "chuleta" en el plató

 


Seguramente te pasará como a mí que estoy harta de tanta información de granjas. Los políticos se pasean de plató en plató, de emisora en emisora, apareciendo en todos los medios de comunicación audiovisual, escritos y redes sociales. 

Nos están tomando por ignorantes, todos sabemos que estas noticias son una fachada para tapar los verdaderos problemas que nos preocupan.

Que le digan a los jóvenes que no encuentran trabajo o que tienen que compartir piso porque el sueldo no les alcanza, que le cuenten, a los que acuden a las colas del hambre para que les den los alimentos básicos porque necesitan alimentar a sus familias, lo que es una chuleta en el plato, tal vez hace mucho tiempo que no la comen.

Señores políticos de un lado y de otro, si quieren apoyar a los ganaderos y agricultores, cuelguen sus trajes de marca y colóquense por un día las botas y monos de trabajo y sustituyan a un pastor, a un granjero, o a un agricultor, simplemente una jornada completa de sol a sol para que ese hombre de campo se pueda dedicar a relajarse.

Les quiero recordar que las palabras conmueven, pero el ejemplo arrastra.

¡Basta ya de utilizarnos y enfrentarnos para ocultar los verdaderos problemas de este país: la precariedad laboral; la falta de empleo y sueldos míseros que no dan para comprar chuletas, es que no se pueden ni comprar lentejas!, sin olvidar algunas de las corruptelas a las que nos tienen acostumbrados.

A nuestros lectores les recuerdo que dejemos de alimentar estos debates de ganaderías extensivas e intensivas, porque el verdadero problema está en que, con estas argucias, pretenden distraernos y ocupar nuestras mentes para que no seamos personas críticas y con criterios propios. 

No dejemos que nos conviertan en rebaños, que con silbidos nos llevan por donde quieren, seamos libres para decidir con verdadera libertad.

Nati Cabezas



Comentarios

Entradas populares