Ir al contenido principal

Destacados

LECCIONES DE REJUVENECIMIENTO. ESTUDIANTES MAYORES DE LOS 60

ESTUDIAR A LOS SESENTA. Este artículo es un homenaje a todas las personas mayores de sesenta   o jubiladas que un día decidieron seguir estudiando en alguna de nuestras dos Universidades. Se matricularon en la Universidad de la Experiencia con las ganas de seguir aprendiendo, no sólo conocimientos, también experiencias de vida. A estas edades los objetivos y prioridades en la vida son muy diferentes y se reflejan en la manera de acudir a las aulas. Van con la tranquilidad de que no tienen que superar un examen, si bien se esfuerzan por rendir al máximo, con un aprendizaje muy significativo, con la ilusión y emoción que tienen los niños pequeños cuando empiezan a explorar el mundo. Son curiosas, y devoradoras de información, saben que el tiempo juega en su contra y que las lecciones que anteriormente, por trabajo u ocupaciones familiares no pudieron aprender, ahora sí. La labor social como punto de encuentro que se lleva a cabo es otra de los grandes potenciales de estas Universidades d

LUCES Y SOMBRAS EN NAVIDAD




Recientemente he visitado Vigo y me he quedado sorprendida de las luces navideñas. Más de cuatrocientas calles resplandecen e iluminan a vecinos, visitantes, negocios y monumentos.

El espectáculo de luz y sonido penetra en las personas haciendo vibrar sus corazones y despertando un haz de emociones positivas que animan a olvidarse por unos instantes de los grandes problemas que nos rodean.

Felicito desde estas líneas al Alcalde de Vigo: D. Abel Caballero, porque con este espectáculo atrae millones de euros para la ciudad y sus habitantes. Las personas con las que tuve ocasión de hablar me comentaron que había unanimidad entre todas las fuerzas políticas para apoyar esta iniciativa.

Durante el periodo de luces navideñas los hoteles, restaurantes, bares, y la gran variedad de negocios existentes en la ciudad más poblada y próspera de Galicia, llenan sus cajas y respiran con más tranquilidad, sobre todo su economía.

Las luces brillan como en ningún sitio del planeta, pero yo invito a reflexionar a mis lectores sobre las sombras que, paralelamente están más negras que nunca: 

Las familias que no llegan a fin de mes y que no pueden pagar el recibo de la luz. Los jóvenes que no pueden hacer planes para poder formar una familia y a los que les gustaría llevar a sus hijos a disfrutar del espectáculo. Los miles de parados que ni siquiera en Vigo, encuentran un trabajo. A los enfermos que desde los hospitales tienen que conformarse con las luces de unas habitaciones tristes y cargadas de dolor. Los emigrantes que un día tuvieron que abandonar la precariedad de vida de sus países y que luchan cada día por ver una luz de esperanza. 

La lista de sombras es interminable, pero quiero regalar un pequeño reportaje para  olvidarnos por unos instantes de los problemas de esta sociedad.

Nati Cabezas















Comentarios

Entradas populares