Ir al contenido principal

Destacados

REPÚBLICA POR A COLUMNA

  REPÚBLICA Tengo el alma tricolor y la cintura ceñida de Justicia.   Ahogando las voces prendida,   buscando voy ¡¡¡la libertad!!!   ¿Cuando volverá   el tiempo perdido?   En los campos enterrado el silencio   gritado callado vuelve ahora,   a ser trigo.   Semilla   en dignidad   amparada verdeará,   en mil colores teñida.   Rojo,   Amarillo y morado ondean   en el horizonte,   nuevos y jóvenes   brazos.   A. COLUMNA REPUBLICANO Llamadme republicano Llamadme Llamadme entre los bosques y los claros   Llamadme republicano Llamadme   Con la voz de la zarza Que por fin atenaza al amo Con la temible acción del agua Sobre mi rostro ahogado   Llamadme republicano Llamadme entre clarines y trompetas Llamadme entre los alisos de mi osario Que mi corazón de niño Estallará en todas las manos Porque mi intención es franca Desde todos los tiempos de mis actos   Llamadme republicano Por aquellas que murieron y mataron Entre estertores heroicos Y dolores inhumanos   Llena su mirada de amor Por igual

JÓVENES ESCLAVOS DEL SIGLO XXI



Jóvenes atrapados en sueldos precarios y empresarios más ricos.

Cada día son más los jóvenes que con más de treinta años tienen que vivir en casa de sus padres porque no logran obtener un sueldo digno que les proporcione independencia.
Las empresas han encontrado un chollo con las becas de prácticas ofrecidas por el estado. Durante seis meses el sueldo del becario está garantizado y este, en la mayoría de los casos, hace el trabajo de un profesional, ahorrando de esta forma el sueldo que tendría que pagarle. Al finalizar este periodo, que se supone es para dar la oportunidad a estos jóvenes a continuar en esa empresa con un sueldo digno, se les sustituye por otro becario que continuará haciendo el trabajo.
Estos jóvenes excelentemente cualificados aceptan esta oportunidad soñando con introducirse en el mercado laboral, pero el que lo consigue es a costa de hacer horas extraordinarias no pagadas, realizar funciones que no le corresponden y agachando la cabeza ante el patrón por miedo a que le despidan y sabiendo que hay una lista inmensa para sustituirle.

Esta es la realidad actual, aunque para mí lo más triste de la situación es la conformidad de los padres, que ya ven como normal esta situación y comentan que al menos tienen trabajo aunque el sueldo sea muy bajo.

Recuerdo que en mi generación, al finalizar los estudios nos buscábamos la vida trabajando en lo que fuera hasta alcanzar un trabajo acorde a nuestra titulación. Aunque los padres pudieran mantenernos, en conciencia estábamos preparados para tener nuestros propios ingresos para sobrevivir y no ser una carga familiar, eso sí, no disponíamos de muchos lujos que para los hijos de la mayoría de las familias, hoy ven como normal como es el teléfono último modelo, coche, alternar varios días a la semana en los locales de moda o  las vacaciones.

El conformismo y el miedo se está apoderando de los jóvenes. No luchan ni salen a las calles para lograr una vida digna. Se les ha proporcionado medios tecnológicos con redes sociales para estar entretenidos y que no molesten.  No interesa que sean críticos y piensen. Se les ofrece una vida fácil y no basada en el esfuerzo.

Desde estas líneas hago una llamada a los lectores para que cada uno desde su posición luche por una sociedad más justa. Para que los empresarios dejen de esclavizar a los jóvenes y les ofrezcan unas condiciones dignas, que no sigan enriqueciéndose a costa de ellos.


Comentarios

  1. " Nuestra generación no se habrá lamentado tanto de los crímenes de los perversos como del extremecedor silencio de los bondadosos "
    Martin Luther King.
    Me pregunto qué pasaría si no mantuvieran, mantuvieramos ese silencio que produce escalofríos al ver pasar todas esas situaciones de maltrato, indignidad y abuso sobre el ser humano en todos sus ámbitos.
    La historia de la humanidad no es más que el largo silencio ante los abusos de los perversos y el grito de unos pocos que luchan por el bien común.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares