Ir al contenido principal

Destacados

DE DIOS, DEL HOMBRE, DE LAS MÁQUINAS

  DE DIOS, DEL HOMBRE, DE LA MAQUINAS Al caer en la cuenta de que las maquinas son capaces de realizar acciones que nosotros no somos capaces de llevar a cabo, lo cual pondría   en evidencia que lo creado puede superar a su creador, recordé el pasaje del Génesis sobre la Torre de Babel, -para mi recurrente al tratarse del primer tratado de psicología que se conoce-, donde se hace referencia simbólica a la creación de los idiomas: Cuando viajaron de oriente h allaron un valle donde se encontraban restos de la sabiduría de los antiguos que permanecía allí de los hijos del Diluvio, y a través de ella intentaron realizar actos en contra de lo Alto, y pronunciaban con sus bocas todo tipo de hechicerías y juramentos malignos e hicieron su obra. Y he aquí que son un pueblo con un mismo idioma y una misma voluntad, y nada los retraerá de lo que tengan pensado hacer. Descendamos entonces y confundamos sus lenguas, y así no compartirán la misma voluntad y no podrán prevalecer sobre lo alto. Este

JÓVENES ESCLAVOS DEL SIGLO XXI



Jóvenes atrapados en sueldos precarios y empresarios más ricos.

Cada día son más los jóvenes que con más de treinta años tienen que vivir en casa de sus padres porque no logran obtener un sueldo digno que les proporcione independencia.
Las empresas han encontrado un chollo con las becas de prácticas ofrecidas por el estado. Durante seis meses el sueldo del becario está garantizado y este, en la mayoría de los casos, hace el trabajo de un profesional, ahorrando de esta forma el sueldo que tendría que pagarle. Al finalizar este periodo, que se supone es para dar la oportunidad a estos jóvenes a continuar en esa empresa con un sueldo digno, se les sustituye por otro becario que continuará haciendo el trabajo.
Estos jóvenes excelentemente cualificados aceptan esta oportunidad soñando con introducirse en el mercado laboral, pero el que lo consigue es a costa de hacer horas extraordinarias no pagadas, realizar funciones que no le corresponden y agachando la cabeza ante el patrón por miedo a que le despidan y sabiendo que hay una lista inmensa para sustituirle.

Esta es la realidad actual, aunque para mí lo más triste de la situación es la conformidad de los padres, que ya ven como normal esta situación y comentan que al menos tienen trabajo aunque el sueldo sea muy bajo.

Recuerdo que en mi generación, al finalizar los estudios nos buscábamos la vida trabajando en lo que fuera hasta alcanzar un trabajo acorde a nuestra titulación. Aunque los padres pudieran mantenernos, en conciencia estábamos preparados para tener nuestros propios ingresos para sobrevivir y no ser una carga familiar, eso sí, no disponíamos de muchos lujos que para los hijos de la mayoría de las familias, hoy ven como normal como es el teléfono último modelo, coche, alternar varios días a la semana en los locales de moda o  las vacaciones.

El conformismo y el miedo se está apoderando de los jóvenes. No luchan ni salen a las calles para lograr una vida digna. Se les ha proporcionado medios tecnológicos con redes sociales para estar entretenidos y que no molesten.  No interesa que sean críticos y piensen. Se les ofrece una vida fácil y no basada en el esfuerzo.

Desde estas líneas hago una llamada a los lectores para que cada uno desde su posición luche por una sociedad más justa. Para que los empresarios dejen de esclavizar a los jóvenes y les ofrezcan unas condiciones dignas, que no sigan enriqueciéndose a costa de ellos.


Comentarios

  1. " Nuestra generación no se habrá lamentado tanto de los crímenes de los perversos como del extremecedor silencio de los bondadosos "
    Martin Luther King.
    Me pregunto qué pasaría si no mantuvieran, mantuvieramos ese silencio que produce escalofríos al ver pasar todas esas situaciones de maltrato, indignidad y abuso sobre el ser humano en todos sus ámbitos.
    La historia de la humanidad no es más que el largo silencio ante los abusos de los perversos y el grito de unos pocos que luchan por el bien común.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares