Ir al contenido principal

Destacados

UNA VUELTA AL COLEGIO MUY PREOCUPANTE

Como cada mes de septiembre en muchos hogares los niños preparan las mochilas del colegio y se disponen a comenzar un curso nuevo, algunos por primera vez. Este curso bajo la amenaza del virus y el miedo al contagio
El verano va tocando su fin y a muchos padres les parecía imposible que llegara este momento de la vuelta al cole. Puede que muchos piensen que el periodo vacacional de los alumnos es demasiado largo, este periodo ha sido larguísimo, desde el mes de marzo y muy difícil de compaginar con la vida laboral.
Los niños se sienten contentos de reencontrarse con sus amigos de clase, de compartir las aventuras del verano, de estrenar  sus nuevos materiales escolares y de conocer a sus nuevos profesores y tutores.

El interés por ser buenos padres va en aumento y son muchos los que se inscriben a cursos de formación familiar o participan en las Asociaciones de Padres de los colegios para encontrar ayuda a la hora de solucionar los problemas que día a día aparecen en las familias. En esto…

LA SOCIEDAD QUE QUEREMOS Y LA QUE TENEMOS

 

 
CERCANDO AL DÉBIL


Resulta muy fácil unirse para hacer daño a la persona indefensa y con pocos recursos tanto económicos como culturales.
Los que no tuvieron la suerte de recibir una educación digna que les ayudara a situarse en la sociedad como se merecen, son presas fáciles.
Es muy triste ver como existen grupos que utilizan la fuerza para hacer daño a la persona que esta sola.
Escuchamos reivindicaciones sociales para todos los gustos, pero en la misma medida hacemos un uso de los servicios de las instituciones locales, provinciales y nacionales con una facilidad desmesurada.
Se está perdiendo la tolerancia y el diálogo entre los vecinos. Es más fácil acudir a reclamar en masa, partiendo de la creencia de que la unión hace la fuerza. En ocasiones esa unión se desvanece cuando la persona se sienta ante un juez a nivel individual. 

Cuando actuamos frente al indefenso con saña e intención de desearle lo peor, el resultado es que se vuelve contra uno.

Como educadora, los temas sociales y de convivencia siempre me han preocupado y pienso que son la base de La Paz y la concordia en nuestro mundo.


Cuando desde las familias se les está ofreciendo a los hijos modelos de intolerancia, odio y venganza contra los iguales, bien sean vecinos, empleados o cualquier otro ciudadano, me da tristeza.
Quizá sea por eso que desde quitalamordaza.com aporte mi grano de arena para que reflexionemos sobre qué tipo de sociedad queremos y cual tenemos.

Comentarios

  1. Que razón tienes, en cada uno de nosotros esta el poder hacer algo bueno y positivo para que nuestra vida sea mejor. Si fuera nos capaces de entender que no todo lo tienen que hacer otros, mejor I riamos, que ocurre con eso que tanto pedimos libertad?, respeto?, tolerancia?, para que no sean solo palabras, es hora de que actuarámos en consecuencia y viviéramos de manera individual de acuerdo a eso que queremos, así sería M.
    ás fácil, pienso yo. Deseo pensar que se lograría. Será esto un sueño?. Ojalá no, y pudiera lograrse.
    Pepa Agustín

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares